SHARE

Después de 12 años Teresa Parada, una inmigrante de origen salvadoreño, logra abrir su segundo negocio en medio de una comunidad diversa que la apoya. 

Corte simbólico: Teresa Parada hace el corte de cinta dando por inaugurado El Pulgarcito Restaurant # 2 de Lynn en presencia de la alcaldesa Judith Flanagan, del Representante estatal Robert Fennell, y de miembros de la Asociación de Comerciantes del North Shore, entre ellos Frances Martínez y Basilio Encarnación.

Viene con fuerza. Este fin de semana se celebró la inauguración de El Pulgarcito Restaurant # 2 en Lynn, un nuevo negocio latino que abrió sus puertas con la presencia de la Alcaldesa Judith Flanagan Kennedy y del Representante estatal Robert F. Fennell. La inauguración fue toda una fiesta. Teresa Parada, una mujer inmigrante de origen salvadoreño que logró salir adelante con esfuerzo y trabajo, tuvo a su cargo el tradicional corte de cinta de su segundo restaurante que, según dice, “viene con fuerza y con mucho calor latino”.

Los asistentes a la ceremonia inaugural de El Pulgarcito ubicado en el 408 Summer St., en Lynn, pudieron disfrutar de una rica comida y tragos y de la mejor música en un ambiente amplio, cómodo y elegante. El Primo Simón abrió el espectáculo cantando varias canciones y animando a la gente para luego presentar a otros artistas locales que encendieron el ambiente donde habían personas de todas las razas.

Frances Martínez, directora ejecutiva de la Asociación de Comerciantes Latinos del North Shore, expresó sentirse emocionada por la inauguración de un nuevo negocio latino. “Lo que queremos es que nuestro comercio siga creciendo y se siga fortaleciendo, ojalá pudiéramos estar inaugurando nuevos negocios latinos todas las semanas con el cambio positivo que ha dado la Asociación a toda nuestra comunidad en el North Shore”, anota.

El Pulgarcito # 2 abrió sus puertas después de 12 años que Teresa Parada decidió abrir su primer restaurante en la 730 Western Avenue, en Lynn. “No ha sido fácil, hemos tenido que sortear muchos obstáculos por la licencia de alcohol, pero con el apoyo de la Asociación y de Frances Martínez lo logramos”, dice.

Teresa Parada habla.

La inmigrante salvadoreña lleva ya 20 años viviendo en los Estados Unidos. “Comencé desde abajo trabajando en limpieza hasta tener mi propio negocio. Siempre pensé en crecer, en mejorar mi situación. Soy preparada en mi país y quise poner en práctica lo que sé”, anota.

Teresa Parada se siente reconfortada con la presencia de la alcaldesa Flanagan, del Representante estatal y de los miembros de la Asociación de Comerciantes, entre ellos Basilio Encarnación, dueño de Rincón Macorisano de Lynn.

“Nos estamos haciendo valer, la comunidad latina cada vez tiene más fuerza y los políticos nos están tomando en cuenta. Cuando abrí mi primer negocio ninguna autoridad estuvo presente, pero ahora es diferente. El apoyo de la Asociación de Comerciantes ha sido fundamental porque sus dirigentes están trabajando para nosotros. Ahora no me siento sola, cuento con el apoyo y respaldo de la Asociación”, concluye.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here