SHARE
Foto: AP.

Cleveland – Una escalofriante lesión marcó el debut de los Celtics el lunes en la nueva temporada de la NBA.

La recién adquirida estrella, Gordon Hayward se fracturó el tobillo izquierdo en el primer cuarto del duelo inaugural ante los Cavaliers, lesión que según un médico del Tufts Medical Center, podría impedir el regreso del alero al tabloncillo por el resto de la campaña.

“No quiero decir que su carrera está perdida, pero le tomaría al menos dos temporadas para recuperarse de esa rotura”, dijo el doctor Christopher Geary.

Aunque Geary no pertenece al equipo médico que tratará a Hayward, asegura que vio las placas, por lo que cree que el jugador del conjunto verde necesita una cirugía para reparar el hueso del tobillo, y una segunda operación en caso de que haya sufrido daños en los ligamentos.

La lesión de Hayward ocurrió en un salto para atrapar un pase de “alley oop” donde chocó con Lebron James.

Esta pésima noticia para la afición de los Celtics, deja en el aire el regreso de la estrella que llegó en julio tras firmar un contrato de cuatro años por 128 millones de dólares, y pone en peligro las aspiraciones del quinteto bostoniano.