Hispanicize Wire News

ARTICULO EDITORIAL: Busca ‘Moms Clean Air Force’ que políticas de combustibles limpios sigan vigentes y sean reforzadas

WASHINGTON, DC - 16 de febrero de 2018 - (HISPANICIZE WIRE) - Tras la gran movilización que el presidente Trump ha realizado para debilitar las regulaciones ambientales y la operación de la Agencia de Protección Ambiental, Moms Clean Air Force, organización de madres y padres que defiende la protección del Aire Limpio alrededor del país, se reunió en días pasados con legisladores que asistieron al Auto Show en Washington, D.C., para abogar en favor de reglamentos y estándares que protejan la salud y economía de los estadounidenses. 

“Si debilitamos los estándares de autos limpios, sería un golpe bajo al movimiento de justicia ambiental en el que trabajo. Como organizadora de trabajo de servicio en una comunidad de bajos ingresos que ya está combatiendo la dañina contaminación del aire, me opongo fuertemente a cualquier movimiento que debilite los estándares de autos limpios y contamine más a nuestro aire”, expresó Olga Bautista, madre de 2 hijos, movilizadora comunitaria y miembro fundador de la Chicago’s Southest Side Coalition, de Ban Petcoke.

Bautista agregó: “Nuestros estándares de alto kilometraje existen por una razón: para proteger a la gente. Y esto incluye a los más vulnerables entre nosotros: nuestra niñez. Por el amor a nuestros hijos y nuestras comunidades, debemos mantener nuestros fuertes estándares de economía de combustible”.

La operación de vehículos bajo medidas ambientales como las actuales, permite eficientar el rendimiento de los mismos, ayuda a reducir la contaminación, combatir el cambio climático y reducir los ataques de asma en 5 millones de estadounidenses, que incluyen a más de 6 millones de niños.

Ante este riesgo, Moms Clean Air Force está invitando a dicha población en general para que se una a la petición en la que solicitará a Toyota que apoye en la defensa de las políticas ambientales y de economía de los combustibles, la cual se puede firmar en línea a través del sitio oficial de esta organización; cabe destacar que la petición que se entregará a Toyota en los próximos días, fue entregada también a la Ford Motor Company.

Refiriéndose a la posible revocación de los estándares de emisiones y economía del combustible, Mónica Rizo quien habita en Washington, D.C. declaró: “Como madre de una hija con asma, para mí es completamente inaceptable que los productores de autos estén trabajando tiempo extra para hacer que nuestro aire esté más contaminado. Al debilitar los estándares cruciales de aire limpio que protegen a familias como la mía, la industria está tratando de contaminar más el aire. ¿Quién paga por ello? Todos pagamos por ello con la salud, pero especialmente nuestros niños, de quienes corazón y pulmones son más vulnerables a la contaminación”.

Mantener la reglamentación sobre eficiencia de los combustibles, podría ahorrar a las familias entre $3,200 dólares por auto y $4,800 por camioneta a lo largo de la vida que tenga el vehículo. De rescindirse o debilitarse estos reglamentos, se evitaría la eliminación de 6 billones de toneladas métricas de carbón, y las poblaciones que habitan en zonas de bajo ingreso -las cuales incluyen a distintos grupos minoritarios- serían las más afectadas principalmente por el smog y la contaminación que expelen los escapes de los autos.

“Yo, como millones de otras familias con un presupuesto justo, quiero ahorrar dinero en las cargas de gasolina y hacer el bien para nuestros niños. No existe duda de que reducir el uso de gasolina contribuye a tener aire limpio y niños más sanos. También sé que gastar menos en combustible me permite utilizar dinero en otras necesidades de mi familia como lo son la alimentación y vestimenta”, comentó Magaly Fuentes, quien vive en West Palm Beach Florida y es madre y propietaria de Eco Fashion World, una compañía textil con principios éticos.

“Por estas razones y más -Agregó Magaly- quiero que quienes hacen autos dejen de perder el tiempo tratando de revocar estos reglamentos y se enfoquen en la economía del combustible. Cuando estamos en el auto, a veces mi hijo me pregunta: ¿Mamá ya llegamos?. Y yo de hecho, hago la misma pregunta a los Tres Principales Constructores de Autos en los Estados Unidos, aunque con una variación: Cuando se trata de asegurarnos que nuestros fuertes estándares nacionales de economía de combustible permanezcan como deben, y se vuelvan todavía más estrictos, ¿por qué todavía no llegamos a ello?”.

Finalmente, cabe señalar que el poder de adquisición energético de los hispanos ha aumentado de $419 billones de dólares en el 2000 a $1.2 trillones de dólares en el 2013; además un 65% de mujeres son quienes compran autos nuevos, lo que da una razón de peso para que las madres pugnen por mantener las políticas de economía y limpieza de los combustibles.