SHARE

En Congregación León de Judá lanzan campaña

Por Máximo Torres

El Pastor Roberto Miranda habla a la audiencia.

Campaña de oración. En un movimiento sin precedentes y que tiene como propósito “unir a nuestras comunidades de fe”, representantes de la Agencia ALPHA y de la Confraternidad de Pastores Hispanos de Nueva Inglaterra (COPAHNI) lanzaron una campaña llamada “Fui un extranjero” que busca que pastores, feligreses y funcionarios electos se unan en 40 días de oración por una reforma migratoria.

“Hay que usar nuestras mejores herramientas espirituales como la Biblia, el ayuno y la oración hasta lograr una reforma migratoria justa, digna y rápida”, dijo Patricia Sobalvarro, directora ejecutiva de ALPHA.

El lanzamiento de la campaña en Massachusetts que es una iniciativa de la Agencia ALPHA reunió a destacados líderes de diferentes Iglesias evangélicas como al doctor Roberto Miranda, pastor principal de la Congregación León de Judá de Boston, a Sergio Pérez, presidente de COPAHNI y pastor principal de Harvest Ministries en Weymouth, a Guillermo y Yoli Reyes, pastores principales de El Shaddai Ministerios-Boston, a Andrés Cisterna, pastor del Centro Cristiano Tiempo de Dios de Waltham, Alejandro Saldaña, pastor principal de Faro Divino de Jamaica Plain y a Jaime Perdomo, Pastor Interino de New Life Church de East Boston.

“La meta es motivar a individuos e Iglesias a que tomen 40 días y lean un pasaje por día sobre lo que está en el corazón de Dios hacia el inmigrante”, anota Sobalvarro, urgiendo a los legisladores a que no tomen este tema como “meramente político, sino moral y ético”. 

La campaña “Fui un extranjero” ha tomado su nombre del libro de Mateo 25:35, donde Jesús dice que” al recibir al extranjero, nosotros estaríamos recibiéndolo a El”.

La preocupación que se reflejó en los representantes de las diferentes iglesias es que las deportaciones continúan incrementándose a 1,100 por día.

“Lo que pedimos es que todas las Iglesias se unan a este movimiento por una reforma migratoria que beneficie a los 11 ó 12 millones de indocumentados”, señala Sobalvarro.

La campaña es parte de una estrategia nacional muy coordinada y ambiciosa cuya meta es alcanzar a más de 100,000 Iglesias evangélicas en todo el país.

El pastor de la Congregación León de Judá, Roberto Miranda, tuvo en el lanzamiento de la campaña una destacada intervención expresando que “Dios ha traído al pueblo hispano a Estados Unidos con un propósito profundamente espiritual. Nuestra presencia en este país no es simplemente el producto de fuerzas geo-políticas o económicas. Nos encontramos aquí porque Dios quiere bendecirnos y porque quiere bendecir a esta nación”.

El grupo de influyentes evangélicos busca asegurar que la política de inmigración refleje los principios bíblicos.

“Lo que queremos es que a la hora de proponer cambios a las leyes de inmigración nuestros líderes electos hayan leido los pasajes bíblicos relacionados con el tema de inmigración”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here