SHARE

Boston – Este año hay un dramático incremento en el número de personas en Massachusetts que han sufrido los embates del flu.

De acuerdo con el Departamento de Salud del estado, se ha confirmado al menos 2.800 casos en esta temporada invernal, a diferencia de apenas 823 durante la misma temporada entre 2016 y 2017.

Específicamente Lawrence, Haverhill, Lynn, Salem y demás ciudades del noreste del estado han sido las más afectadas.

“El problema del virus de la influenza es que es un virus que ha estado con la humanidad por todo el tiempo, y es un virus que tiene la capacidad de evolucionar, de cambiar su estructura cada cierto tiempo”, dijo el doctor Luís González, especialista en medicina interna.

La cepa de la influenza este año ha mutado de diferente manera y puede durar más tiempo incluso hasta el doble de lo habitual, es por esta razón que los expertos le recomiendan lavarse las manos, usar desinfectante con alcohol, y taparse el rostro cuando estornude.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.