SHARE

El colombiano Cumple un Sueño en Fenway Park 

Por Diego Ettedgui Lacau

31-teheranCon tan solo 23 años de edad, el beisbolista colombiano Julio Teherán es una “cohete en ascenso”. La calidad de sus lanzamientos es magistral y, a pesar de tener poco tiempo en las mayores, ya el abridor número uno de Atlanta está dejando su huella en la organización de los Bravos.

Es tu primera vez en Fenway ¿Qué impresión te llevas?

“Era un sueño que quería cumplir. Boston era uno de mis equipos favoritos cuando era pequeño. Este estadio es muy bacano”.

¿Cómo se vive la pasión de beisbol en Colombia?

“Es emocionante. No se practica mucho, pero soy un ídolo para muchos niños en las zonas que sí se practica, así que trato de ser la imagen para aquellos que quieren seguir mi camino”.

En Cartagena ¿Cómo te involucraste en el beisbol?

“Mi familia era fanática del beisbol. Tuve varios familiares que jugaron pelota. Y fue justamente uno de ellos que se convirtió en mi entrenador y me ayudó a mejorar mis lanzamientos para hacerme pitcher. Tuve la suerte de que él mismo era scout de los Bravos de Atlanta”.

¿Quién te inspiró a jugar beisbol?

“Cuando yo tenía 5 años, fui a ver a un primito jugar beisbol y ahí fue que me enamoré del deporte, y uno de mis tíos me regaló un guante”.

¿Quién era tu jugador favorito de niño?

“Pedro Martínez, John Smoltz y Manny Ramírez”.

Tienes plena confianza de tu manager ¿Qué tan importante es eso?

“Es muy importante. Siento una motivación extra por eso. Y también percibo las ganas de ganar de mis compañeros de equipo cuando estoy en la loma. A final de cuentas, yo solo trato de hacer lo que he venido haciendo ya que confío en mis cualidades. Yo no me pongo límites… cada oportunidad la aprovecho al máximo”.

¿Cómo ves a Colombia en el Mundial?

“Me gusta mucho el fútbol. Tenemos varias pérdidas importantes, pero siempre hay jugadores calificados para llenar esos huecos. Estoy con muchas esperanzas de que Colombia llegue lejos en la Copa Mundial”.

En lo que va campaña 2014, ya Teherán ha lanzado dos juegos completos blanqueando al rival, éxito que lo asocia a un club muy privilegiado dentro de la franquicia de los Bravos, donde se encuentran solo Gregg Maddux y Steve Avery. “Es un honor. Nunca me imaginé poder hacer todo eso… hacer historia en el beisbol o en este equipo. De hecho al día siguiente fue que me di cuenta porque el entrenador se me acercó y me lo dijo”, expresó el pitcher ‘cafetero’ al respecto.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.