SHARE
Foto AP

La Cámara de Representantes republicana aprobó un proyecto de ley de gastos temporales para evitar el cierre del gobierno el jueves, haciendo lo mínimo posible en un sprint hacia las fiestas y postergando disputas sobre inmigración, atención médica y seguridad nacional para el próximo año.

La votación fue de 231-188, y los demócratas criticaron la incapacidad de los republicanos para completar la docena de proyectos de ley para el año fiscal actual y confiar en un tercer proyecto de ley provisional desde el comienzo del año 1 de octubre. Se espera que el Senado vote sobre la legislación a corto plazo la noche del jueves.

La representante Nita Lowey, demócrata por Nueva York, calificó el resultado como “una falla épica de gobernar”, y agregó que “la mayoría republicana ha hecho un lío total con los principios básicos del gobierno”.

La medida de recapitulación permite a los republicanos que controlan Washington saborear su victoria con en el paquete impositivo de $ 1.5 trillones de esta semana.

El Congreso regresará en enero enfrentando enormes desafíos en materia de inmigración, el presupuesto federal, la atención médica y la seguridad nacional, junto con la legislación para aumentar la autoridad del gobierno para pedir dinero prestado.

Cada uno de esos elementos seguramente pondrá a prueba la unidad que los republicanos están disfrutando ahora.

“Cuantas más cosas se introduzcan en enero, será más desafortunado porque tendremos que hacer todo esto otra vez”, dijo el senador republicano John Thune de Dakota del Sur. “Pero en algún momento tenemos que tomar decisiones difíciles”.

La Cámara también aprobó una medida de ayuda por desastre de $ 81 mil millones que casi duplica la solicitud más reciente del presidente Donald Trump para los estados de Texas, Florida y Puerto Rico, afectados por huracanes, y las zonas de California devastadas por recientes incendios forestales.