SHARE

Si se trata de saber cuánto dinero mueve hoy este deporte que apasiona a todo el mundo, la consultora Deloitte calcula que alcanza unos 500.000 millones de dólares anuales, cifra que supera el flujo que mueven torrentes del tamaño de Suiza, Bélgica o Taiwán.

Esta industria, que cuenta con la televisión y el mercadeo como sus grandes aliados, va a mover mucho más dinero que lo que proyectó Brasil en el Mundial del 2014. La fiesta del fútbol en Rusia parece que va a tener otro ritmo, mucho más intenso y la mezcla de música y cultura va a estar por todos lados, además de lo que va a mover la televisión como destino. Los partidos del Mundial de Brasil lo vieron por TV 3.600 millones de personas.

Esta no es una economía cualquiera, como coinciden Rory Miller, Carles Murillo y Oliver Seitz en El Fútbol como negocio. Desde hace mucho los alcances del balompié desbordaron lo deportivo para convertirse en un fenómeno que cabalga entre lo social y lo político.

El mapa de influencia de la Fifa representado en las actuales 211 asociaciones nacionales afiliadas, sigue creciendo en territorios que le eran supuestamente ajenos. Hace rato que sus bastiones dejaron de ser solo Europa y América del Sur. Ahora la mancha del fútbol se ha extendido –aparte de África, Asia y el resto del continente americano– a Estados Unidos, China, Japón, Corea del Sur y Australia, cinco potencias a las que vale meter en la red.

Tres de ellas (Australia, Corea del Sur y Japón) están en Rusia. Otra llora su ausencia: Estados Unidos (tanto como FoxSports, que puso en riesgo los 400 millones de dólares que pagó por los derechos de televisión del mundial, y a los que poco caso hará la audiencia de ese país tras la eliminación). Y China, que ahora compra jugadores por su peso en oro, mientras no pierde tiempo para apostar a una política de Estado: estar en Qatar 2022, porque, están seguros, tendrán la sede de 2026.

Otros que lloran por no estar en el Mundial son Italia y Holanda y por el lado sudamericano Chile que se creía seguro, pero lo bajaron de esta fiesta del fútbol para darle paso a Perú que vuelve a un Mundial después de 36 años. 

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.