Estudiantes de la Phoenix Academy demostraron que sí se puede

Escuela de educación alternativa graduó estudiantes quienes por algún motivo tuvieron dificultades académicas y dejaron la escuela. Hoy día se preparan para continuar sus estudios profesionales y seguir mejorando su calidad de vida.

Por Yadira Betances | Yadira@elmundoboston.com 

➥➥Germarie García y Ambar Alcántara felices durante el día de su graduación.

➥➥Germarie García y Ambar Alcántara felices durante el día de su graduación.

Lawrence, MA – Ambar Alcántara, Germarie García y Janesa Rapaglia- Santos no son estudiantes tradicionales, pero recibieron sus diplomas de la escuela superior después de obtener una segunda oportunidad en la Academia Phoenix.

García no sabía suficiente inglés cuando se mudó de Puerto Rico a Lawrence; Alcántara y Rapaglia-Santos, ambas madres jóvenes tuvieron que balancear sus estudios mientras criaban sus niños.

En el otoño ellas asistirán a la universidad, gracias al apoyo que recibieron de los maestros de Phoenix Academy, sus familiares y su propio deseo de obtener una educación para mejorar sus vidas. Ellas estuvieron entre 11 estudiantes que se graduaron de la escuela el 10 de junio en una ceremonia en Northern Essex Community College.

“Estoy nerviosa y a la misma vez contenta de asistir a la universidad el próximo año”, dijo Alcántara, quien tuvo muchos problemas en otras escuelas por pelear, asistir pocas veces a clases y huir de su casa. Todo cambió cuando nació su hijo Elijah.

“Me dí cuenta que si quería un mejor futuro tenía que motivarme para tener un futuro brillante y ofrecerle a mi hijo uno mucho mejor”, dijo Alcántara.

La vida le dio duro a Rapaglia- Santos quien estuvo sin hogar y vivió desconectada de su familia y temporalmente del padre de sus hijos, pero su perseverancia la hizo triunfar.

Después de un semestre en la Escuela Superior de Lawrence, García conocida como “GiGi” se transfirió a la Academia Phoenix donde comenzó a sobresalir académicamente.

En el otoño, García estudiará enfermería en Northern Essex Community College y uno de sus planes en el futuro es obtener su licenciatura en enfermería y trabajo social. Screen Shot 2016-07-13 at 11.45.33 AM

“Aquí yo no solo aprendí inglés sino también perseverancia, destrezas y desarrollo personal que me ayudarán para el resto de mi vida”, dijo García.

Alcántara se transfirió de la Escuela Superior de Lawrence a Phoenix Academy cuando salió embarazada.

[Leer también: Salvadoreños gozarán de dos festivales]

“Yo no quería que me vieran en estado, y cambiando de escuela quería comenzar de nuevo”, dijo Alcántara. “Me gustó la escuela porque era pequeña y aunque al principio me sentí fuera de lugar, sabía que había tomado una buena decisión”, dijo.

A Alcántara le gustó tanto Phoenix, que casi dio a luz en la escuela.

Alcántara estuvo fuera de la escuela por ocho semanas después de tener su bebé. La escuela le ofreció cinco horas de tutoría a la semana la cual la ayudó a no atrasarse en sus estudios.

En un futuro no muy lejano, Rapaglia- Santos quiere estudiar servicios humanos y ser una trabajadora social ayudando a los niños.

Phoenix Academy es una escuela alternativa dentro del distrito escolar público de Lawrence, pero es administrada por Phoenix Charter School Network. El plantel de Lawrence abrió sus puertas en el 2012 y acepta estudiantes que no han tenido éxito en otros lugares por muchas ausencias o por haber dejado la escuela totalmente; por ser nuevos inmigrantes o padres jóvenes.

Phoenix Academy en Lawrence tiene 130 estudiantes entre las edades de 14 a 22 años.

“Nosotros los apoyamos incondicionalmente y junto con un riguroso programa académico esperamos lo mejor de ellos”, dijo Amy Ciaraldi, directora de la guardería de niños. De los 11 graduados, tres tenían niños. “Nosotros les enseñamos a escoger opciones positivas ya sea en asuntos emocionales, físicos o sexuales “, dijo Ciaraldi.

“Una de mis partes favoritas es ver a los estudiantes convertirse en algo que ellos no creían que era posible”, dijo Ciaraldi quien le apasiona su trabajo.

Una de ellas fue Destiny Morton, de 17 años, quien fue expulsada de la escuela elemental por no asistir a clases y por problemas de comportamiento.

“Hubo un momento en que yo estaba fuera de la escuela mucho más tiempo que lo que estaba en el salón de clase”, dijo Morton.

Morton dijo que asistir a Phoenix cambió su vida, por su disciplina, sus reglas, su horario y el apoyo de los maestros.

En el otoño, Morton asistirá a Brandeis University a través del programa Myra Kraft Transitional Year, en honor a la difunta esposa del dueño del equipo de fútbol americano New Enland Patriots, Bob Kraft.

“Tienes que ver tus errores como una manera de mejorarte”, dijo Morton. “Solo tú puedes hacer tu propio destino”.

[Leer también: Adiós a las licencias de conducir para indocumentados]

Google1GoogleYahooBlogger
on Jul 13, 2016. Filed under En Exclusiva, Viva Lawrence. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply