Sí a la marihuana, No a las escuelas Chárter

Redacción

8-elecciones-locales

Boston – Doble revés. El gobernador Charlie Baker fue uno de los altos funcionarios electos que se opuso al consumo recreativo de la marihuana y la mayoría de votantes la aprobó en las elecciones del 8 de noviembre. También tomó partido en la campaña para ampliar el número de escuelas chárter en Massachusetts y perdió con un “No” a la pregunta 2 en la boleta electoral.

“Es una victoria para los estudiantes, para las escuelas públicas que no querían que se siga destinando dinero de su presupuesto para las chárter school”, dice Alex García, uno de los promotores de la campaña por el “No”.

Los que promovieron el “Sí” se mostraron decepcionados por los resultados de la votación. La propuesta habría permitido crear 12 escuelas chárter cada año en Massachusetts para atender la gran demanda en la inscripción.

Estamos orgullosos de los que lucharon para crear más escuelas chárter en el estado y proporcionar más opciones de educación para los estudiantes atrapados en distritos con bajo rendimiento escolar”, señala Baker.

Los promotores del “No” expresaron sentirse satisfechos con la votación porque, según argumentan, “el estado no puede seguir abandonando las escuelas públicas por apoyar las chárter school”.

A la marihuana “Sí”8-elecciones-locales_2

Contra la oposición del gobernador Baker, del alcalde de Boston, Marty Walsh, y de muchos líderes empresariales y religiosos, los votantes de Massachusetts legalizaron el consumo recreativo de la marihuana, sumándose a otros cuatro Estados del país en los que ya era legal.

Este era uno de los temas más controversiales de la boleta electoral.

La nueva regulación permitirá a los mayores de 21 años poseer la marihuana hasta una onza fuera de sus residencies y 10 onzas dentro de las mismas, así como cultivar plantas de marihuana en sus residencias privadas. Además la persona que siembra podrá regular una onza o menos de marihuana a una persona mayor de 21 años.

Algunos expertos en salud pública advierten que no hay estudios suficientes acerca de los efectos del estupefaciente y que las agencias de justicia carecen de pruebas y protocolos confiables para determinar si la marihuana incapacita a un conductor a estar al volante de un automóvil.

La venta de marihuana recreativa no se permitirá sino hasta que se emitan los permisos, un proceso que podría tomar hasta dos años. Según lo estipulado, la propuesta entra en vigencia el 15 de diciembre, pero las tiendas de marihuana podrán abrir en el 2018.

Se espera una recaudación fiscal de miles de millones de dólares provenientes de la venta de marihuana. Los ingresos se destinarán al estudio de la marihuana medicinal y al desarrollo de programas educativos para prevenir el consumo entre los jóvenes.

Según los defensores, la legalización desviará el dinero de grupos criminales a compañías legalmente autorizadas a operar, que pagarán impuestos.

Google1GoogleYahooBlogger
on Nov 17, 2016. Filed under Locales. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply