¡Viva Lynn!

Por Máximo Torres

12-maximo-torres[1]Lynn es una de las ciudades del North Shore que sigue creciendo, los latinos somos cada vez más. Las escuelas están cada vez más pobladas por estudiantes de las diversas razas y culturas. Las calles de esta ciudad vibran al ritmo de las marimbas de Guatemala, del merengue dominicano, de la cumbia peruana, del joropo venezolano o de “Pura Uva Mami”, la canción que identifica a los salvadoreños, con el vertignoso crecimiento de los negocios latinos. Ahora hay una rica diversidad de naciones en Lynn que se dan la mano.

No hace mucho que esta ciudad fue el centro del Primer Encuentro de Inmigrantes Latinos que, a decir de sus organizadores, sentó las bases para unir a todas las comunidades latinoamericanas. “Es difícil ponernos de acuerdo, el egoismo nos mata, pero hemos dado el primer paso”, me decía Juan González, teólogo, pastor de la Iglesia “La Voz Eterna”, empresario y uno de los activistas guatemaltecos de mayor renombre en Lynn. El objetivo de este Primer Encuentro fue “sacar la voz para aquellos que no la tienen” y, según González, se logró en gran medida con el apoyo, el empuje, el aporte de los comerciantes latinos que cada vez mueven más la economía de Lynn.

Son muchos los comercios que se identifican y apoyan este tipo de esfuerzos como Stop and Compare de propiedad del Cubano Alberto Calvo, Rincón Macorisano del dominicano Basilio Encarnación, Casa Antigua del guatemalteco William Sánchez , Pollos a la Brasa El Chalán del peruano William Puma, Casa Amelia de la salvadoreña Amelia Margarita Avalos, Pollo Royal de los hermanos salvadoreños Ortez, “Los Chamos” del venezolano Manuel Rendón, entre otros. A todos ellos gracias por todo el apoyo que le dan a la comunidad inmigrante.

Una comunidad que sigue abriendo puertas y que puede ser una influencia muy positiva para el resto de segmentos de la población, incluyendo la anglosajona.

A lo largo de muchos años se han hecho muchos esfuerzos para darle a Lynn una representación Latina a nivel del City Hall o de la Casa estatal. Este es el momento de involucrarnos más, de levantarnos y de votar los que podemos hacerlo en las próximas elecciones locales.

“No podemos estar escondidos, ni tener miedo. Esta es una oportunidad de brillar en medio de la oscuridad”, me decía el pastor mexicano David Urbina de East Coast International Church de Lynn y cuanta razón tiene. Hagamos historia.

 

Google1GoogleYahooBlogger
on Nov 17, 2016. Filed under Locales. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply