Cubanos desesperados por el fin de “pies secos / pies mojados”

Más de un centenar de cubanos varados en Panamá y México se mostraron desesperados por el fin de la política de Estados Unidos de “pies secos / pies mojados”, que les permitía conseguir residencia estadounidense aunque ingresaran sin documentos.

Por El Comercio Perú

Decenas de migrantes cubanos irregulares se aglomeraron el jueves a la entrada de un albergue en Panamá para expresar su malestar contra el presidente estadounidense, Barack Obama, quien anunció la medida a escasos días de que finalice su mandato.

“Obama jodió a todos los cubanos”, lamentó a la AFP Yadiel Cruz, un joven de 33 años que salió de Cuba el pasado 6 de diciembre.

Con la introducción de la medida, los cubanos ya no podrán conseguir automáticamente la residencia permanente en Estados Unidos cuando lleguen a tierra firme, como ocurría hasta ahora, aún sin ningún tipo de visa.

Al igual que sus compatriotas, Cruz busca con ansiedad en alguno de los canales de televisión que hay en el albergue de la organización católica Cáritas mayor información sobre la nueva medida tomada por Obama.

“Yo sí para atrás no vuelvo”, aseguró Cruz.

Otros dialogan en el exterior del albergue, de dos pisos, que acoge en estos momentos a 36 mujeres, 18 hombres y tres niños.

Los pequeños juegan inocentemente en el patio sin saber lo que está ocurriendo.

“Sentimos tristeza porque todos venimos con un sueño que ha costado dolor, hambre y mucho trabajo para llegar aquí”, manifestó a la AFP Lorena Peña, embarazada de cuatro meses y quien salió de Cuba con su esposo e hija de cuatro años.

Según Peña, Obama “finalmente la perjudicó porque lo que hizo fue hacernos daño, entonces realmente no era tan bueno como se decía”.

La mayoría de ellos llegaron a Panamá a través de la zona selvática e inhóspita del Darién, fronteriza con Colombia, después de hacer un periplo desde varios países de Sudamérica en una ruta llena de peligros y a expensas de los traficantes de personas.

Los cubanos han visto bloqueado su camino por la negativa de Nicaragua y Costa Rica a permitirles pasar, lo que los ha dejado varados en Panamá y Colombia a la espera de una solución, más difícil ahora tras la decisión de Obama.

“Al Obama quitar la ley, ¿a dónde vamos a ir? No podemos ni regresar ni seguir. Estamos como un barco varado que no sabemos qué hacer”, lamentó Julio Hernández.

Los cubanos en México se pronunciaron desde Tapachula. “Nos enteramos viendo las noticias en el televisor (…) nosotros veníamos bien, llegando a donde queríamos llegar, pero ahora no sé qué va a pasar”, dijo a la AFP visiblemente afligido Carlos Darío Bravo, de 27 años.

“Estamos aquí preocupados tratando de ver qué solución se le puede dar a esto porque no es fácil”, comentó Leonardo Fabio, otro cubano de 28 años que ingresó por la frontera de Guatemala con México, que comparte a su vez una frontera con Estados Unidos de 3.200 km.

El abogado de los migrantes, Luis Villagrán, abogado del Centro de Dignificación Humana de Chiapas, que defiende los derechos de los indocumentados, espera que el gobierno mexicano otorgue al “millar” de cubanos que se encuentran en Tapachula un documento que les garantice el libre tránsito por el país para que lleguen a la frontera con Estados Unidos.

Villagrán dijo a la AFP que confía en el que el fin de la política migratoria de “pies secos y pies mojados” no entre en vigor hasta que el Congreso estadounidense lo haga oficial, aunque Obama dijo en una nota diplomática divulgada por la Casa Blanca que la decisión tiene efecto inmediato.

En 2015, unos 25.000 cubanos irregulares pasaron por Centroamérica. Y en 2016 varios miles fueron enviados a México en avión desde Panamá y Costa Rica tras un acuerdo gubernamental.

La ley “pies secos y pies mojados” establecía que los migrantes cubanos interceptados en el mar fueran devueltos a su país, pero los que llegaban a tierra firme, aún sin ningún tipo de visa, podían permanecer y beneficiarse de mecanismos agilizados para obtener la residencia permanente.

Esa legislación era resultado de una modificación de 1995 a la Ley de Ajuste Cubano, adoptada por Estados Unidos en 1966, en plena Guerra Fría.

Google1GoogleYahooBlogger
on Jan 13, 2017. Filed under Nacionales. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply