Pregunta 2: Importante voto sobre las escuelas

La ley propuesta tendría efecto a partir del 1 de enero de 2017.

Por Jeaneth D. Santana – 

Candente polémica en torno a las escuelas.  Votar “sí” o votar “no” en la pregunta 2 que plantea la “ampliación de las escuelas charter”. La decisión la tomará Massachusetts el próximo 8 de noviembre.

Rear view of a girl raising her hand in a classroom

El tema ha generado controversia desde las más altas instancias. El gobernador Baker apoya abiertamente a las charter, mientras que el alcalde Walsh defiende a las públicas. Existen dos campañas lideradas, una por el “sí” y la otra por el “no”.

Ana Vivas, portavoz de Great Schools Massachusetts para la campaña del “sí” en la 2, asegura que las charter obtienen mejores resultados académicos, que los estudiantes tienen una educación individualizada porque los salones de clases no tienen un exceso de estudiantes como ocurre en las públicas. Las charter existen desde 1993 y la diferencia con una escuela pública es que tienen mayor autonomía y flexibilidad para realizar sus programas de estudio y determinar los horarios y el tiempo de duración del año lectivo. Hasta el momento hay 78 escuelas charter en Massachusetts que van desde educación elemental hasta secundaria.

De ganar el “sí” se daría prioridad para construir más escuelas charter a los distritos con los resultados escolares más bajos y con mayor demanda como son Boston, Lawrence, Springfield, Chelsea, Holyoke, Everett, Fall River, Lowell y Worcester “todas estas ciudades son las más pobres y las que tienen las peores escuelas públicas”, indicó Vivas.

La lista de espera para entrar a una charter es de 32 mil estudiantes, por ello el ingreso de los alumnos se determina por sorteo, ya que la demanda es superior al número de asientos disponibles. “Lo que el Estado financia es a los estudiantes no a las escuelas, es decir cada residente de Massachusetts tiene asignado un presupuesto de educación que es para un alumno”, informó la representante de Great Schools Massachusetts.

Alejandro García, coordinador hispano de la campaña del “no” en la pregunta 2, dice no estar en contra de las escuelas charter sino que está en desacuerdo por exceder el límite existente de 12 escuelas por año y de abrir más porque iría en detrimento de las escuelas públicas. “Al cabo de 10 años, mil millones de dólares pasarían de las públicas a las charter. Hasta el momento las públicas han perdido 450 millones de dólares”, sostuvo.

Al no haber ese dinero en las escuelas públicas asegura García se afectan los programas bilingües de aprendizaje para niños que no hablan inglés, programas de educación especial, arte, deportes, no se pueden mejorar las infraestructuras escolares, la biblioteca, programas de tecnología, ciencias y matemáticas.

Denuncia también que las charter sólo admiten a niños con coeficiente intelectual elevado y el alumno que no rinde lo sacan. “Se están creando dos sistemas desiguales de educación, uno para los niños súper inteligentes y otro para los niños normales y con deficiencias de aprendizaje”, aseguró el coordinador hispano del “no” en la 2.

La propuesta está hecha, la decisión aún no está tomada, los residentes de Massachusetts irán a las urnas el martes 8 de noviembre. Votar “sí” o “no” será una decisión personal.

=======================

LO QUE USTED DEBE SABER:

PREGUNTA 2:

Ley propuesta por petición. Ampliación de las escuelas charter.

UN VOTO “SÍ “

Permitiría a la Junta Estatal de Educación aprobar hasta 12 nuevas escuelas cada año, ya sea de nuevas escuelas charter o la expansión de matrículas ya existentes, pero sin exceder el 1 % de la matrícula estatal de escuelas públicas.

UN VOTO “NO”

No haría cambios en las leyes actuales relativas a las escuelas charter.

=================

Lo que dicen las madres: ¿por qué votar “sí” o votar “no”?

Rosaura Quirarte-Pérez, es  profesora de escuela pública en Massachusetts desde hace 23 años y dice estar a favor del “no” en la 2 porque su hija Briana se enfermó de los nervios y depresión en la escuela charter Advance  Math and Science Academy. Lo que la llevó a iniciar tratamiento sicológico. “Mi hija fue diagnosticada con Fibromialgia, enfermedad  que da cuando el cuerpo entra en shock  y depresión”.

–=====–

María Luna, quien votará por el “no” comentó que su hija Brianna estudió  tan sólo dos semanas en la escuela chárter Up Academy South Boston porque  la trataban como un soldado y  la escuela la detuvo en más de una ocasión porque se le olvidaba la tarea en el casillero. “Mi hija lloraba mucho, me decía que era una niña mala porque sólo a los malos los detienen.  Mi hija casi se vuelve loca”.

–=====–

María Cuervo, madre de dos niñas afirma que al momento de elegir una  escuela para su segunda hija no dudó en inscribirla en la Brooke Charter School, donde estudia su hija mayor Natalie,  quien  repitió  primer grado para ponerse al nivel de sus compañeros en matemáticas y lectura. “Natalie ahora está en quinto y tiene excelentes notas. Como madre, me da tranquilidad saber que mis hijas están recibiendo la mejor educación”. Ella votará por el “sí”.

–=====–

Sheyla Negrón recuerda que como estudiante tuvo malas experiencias en las escuelas públicas de Boston, por ello decidió buscar en las escuelas charter otra opción para sus hijos. Votará por el “sí” porque considera que aquí recibirá mejor educación para sus hijos, “Mi mayor deseo es que mis hijos sean exitosos y para ello deben tener la mejor educación”.

Google1GoogleYahooBlogger
on Nov 3, 2016. Filed under Boston Metro Area, Noticias, Política Local. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply