SHARE

Boston – Después de los Cachorros y los Yankees, los Red Sox tienen las entradas más caras de todas las mayores.

Pero para el 2018, asistir a un juego en el Fenway Park será aún más costoso para los aficionados del conjunto bostoniano.

Los Medias Rojas anunciaron el miércoles que el precio de las boletas aumentará 2.5%, lo cual representará hasta 5 dólares más en algunas secciones, como las gradas, que eran unos de los los asientos más baratos del estadio y pasarán de 20 a 25 dólares.

Los Red Sox han aumentado el precio en seis de las últimas 10 temporadas, con un promedio anual de 1.7% desde el 2009.