SHARE
Mookie Betts conectó un jonrón con las bases llenas. Foto: MLB.

Boston – Desde que Stanton llegó a Nueva York, todos los aficionados del béisbol predecían que los tres mosqueteros del Bronx (Judge, Stanton y Sánchez), iban a bombardear el Monstruo Verde del Fenway Park, sin embargo, los Red Sox destruyeron a los “Mulos” en el primer choque de la temporada.

Con una labor magistral del larguiducho Chris Sale, y el despertar de la marea roja, Boston le propinó una paliza 14-1 a Nueva York en la noche del martes.

La alineación ofensiva liderada por Mookie Betts, Andrew Benintendi y Hanley Ramírez se combinaron para remolcar 10 de las 14 que le anotaron a cuerpo de lanzadores neoyorquino que salió con su as Luis Severino.

El más destacado fue Mookie Betts quien ligó de 4-4 con dos dobles, un sencillo, un grand slam y un boleto. El jardinero empujó 4 rayitas y anotó 5.

Por los Yankees el único que la vio clarita fue Aaron Judge quien le conectó un cuadrangular a Sale y terminó el encuentro de 4-3.

Para Sale el encuentro significó su primer triunfo del 2018, a pesar de su increíble inicio de temporada donde tiene una efectividad de 1.08 tras tres aperturas.

Para los Red Sox el triunfo les da su noveno al hilo para poner su récord 9-1 y los Yankees a 5-6 en la campaña.

Mañana continúa la serie entre Yankees y Red Sox con Masahiro Tanaka y David Price enfrentándose en el centro del diamante a las 7 de la noche.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.