SHARE

Los seleccionados costarricenses se muestran ansiosos, con deseos de lograr otra hazaña en el Mundial de Rusia 2018. En Brasil 2014 fue sorpresivamente cuarto finalista. ¿Quién lo diría?

Ya está de cara al Mundial y debutan el 17 de junio con Servia en Samara. La ansiedad los persigue, los jugadores ultiman sus preparativos. Llegan con nueva cara, cómo la selección sorpresa.

En 2014, a un par de semanas del inicio de la Copa Mundial de la FIFA, nadie daba un peso por las esperanzas de Costa Rica. ¿Quién hubiera soñado con que terminaría primero en un grupo con Italia, Inglaterra y Uruguay, y que luego avanzaría hasta los cuartos de final?

Cuatro años más tarde, la situación es parecida. La Tricolor está englobada en una zona complicada, con el favorito eterno, Brasil, y dos selecciones europeas muy sólidas, Suiza y Serbia.

Sin embargo, la experiencia indica que nunca hay que descartar a los valientes Ticos. Hay razones por las que bien podrían repetir la épica en suelo brasileño.

El primer análisis de la plantilla* que lleva Costa Rica a Rusia muestra un dato impactante: 12 futbolistas repetirán entre los 23 que estuvieron en Brasil hace cuatro años.

Y no sólo eso. Cuatro futbolistas que formaron parte del proceso rumbo a Brasil no asistieron por diversas razones, y hoy se encuentran más maduros. Son Bryan Oviedo, Johnny Acosta, Kendall Waston y David Guzmán.

En consecuencia, es válido decir que 16 de los jugadores que integran esta Tricolor han jugado juntos por los últimos ocho años, compartiendo momentos buenos y difíciles, y generando un conocimiento profundo, dentro y fuera de la cancha que sin duda les será útil en la justa mundialista.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.