Entre lágrimas se despidió David Ortiz

Por Ciro Arturo Valiente

Tras culminar el juego, David Ortiz salió al montículo para despedirse la afición.

Tras culminar el juego, David Ortiz salió al montículo para despedirse la afición. Foto: Boston Red Sox.

Boston – Aunque el elevado de Travis Shaw al jardín derecho aniquiló las esperanzas bostonianas de seguir viendo a David Ortiz en el terreno de juego, la gran mayoría de los 39.530 aficionados que presenciaron el tercer partido de la serie divisional el lunes, permanecieron en sus asientos aclamando la presencia del “Big Papi” en el Fenway Park.

Tras una espera de varios minutos –mientras los jugadores de los Indios se dirigían al Club House para continuar la celebración por su pase a la serie de campeonato– Ortiz salió al terreno, y rodeado de una multitud que gritaban “Papi, Papi” se despidió con lágrimas en los ojos de la afición de los Red Sox.

El "Big Papi" emotivamente afectado le dijo adiós a los seguidores de los Red Sox. Foto: Jim Davis-The Boston Globe.

El “Big Papi” emotivamente afectado le dijo adiós a los seguidores de los Red Sox. Foto: Jim Davis-The Boston Globe.

“Por tercera vez en este año he tenido que lidiar con emociones”, confesó el toletero dominicano en una conferencia de prensa después del juego. “La primera fue cuando pasó lo que pasó con José Fernández; la segunda cuando me hicieron la ceremonia de despedida en el último juego de la temporada; pero esas emociones fueron diferentes a la que sentí hoy cuando me dirigía al montículo porque reconocí que era el final de mi carrera”, agregó.

Sin embargo, Ortiz manifestó que se va feliz y tranquilo por el paso que dio el equipo al saltar de la última posición en la temporada de 2015, a convertirse este año en los líderes de la división más competitiva de la Liga Americana.

[Leer también: Despedida digna de una leyenda]

“Aunque no logramos los objetivos, sé que esta organización está en buenas manos”, mencionó Ortiz. “Estoy seguro que Dombrowski y demás integrantes de esta escuadra conseguirán las piezas necesarias para hacerlo mejor en la próxima temporada”, añadió. 

A pesar de que los Medias Rojas fueron barridos por los Indios de Cleveland en la primera serie en los playoffs, el dominicano destacó que el final no empañó la buena temporada que tuvo.

“No siento que lo que hice durante todo el año será opacado por lo que sucedió en esta serie. Por el contrario, de este último año van a hablar por mucho tiempo”, aseguró el jugador que promedió .315 con 38 cuadrangulares, 48 dobles (su segunda mayor cantidad en una temporada) y 127 carreras remolcadas en el 2016, números que contribuyeron para establecer múltiples récords en las Grandes Ligas.

El legado de David Ortiz va más allá de sus 541 jonrones o sus tres anillos de campeón que le devolvieron la fe ganadora a un equipo que tenía 86 años sin conquistar una Serie Mundial. El gran David será recordado como un hombre que rompió paradigmas dentro y fuera del terreno en una ciudad que ha visto desfilar a diversas figuras del deporte.

“Lo del legado es como cuando te estampan. Uno no es perfecto, pero hay que tratar de hacer las cosas bien para cuando llegue este momento. El legado que dejaré en este juego es que nos respetemos los unos con los otros”, culminó la leyenda de Boston.

[Leer también: Hondureño a un paso de las Grandes Ligas]

El toletero dominicano se retira como una leyenda de una ciudad amante del deporte. Foto: Boston Red Sox.

El toletero dominicano se retira como una leyenda de una ciudad amante del deporte. Foto: Boston Red Sox.


Ciro ValienteCiro Valiente es Digital Media Editor en El Mundo Boston. Periodista venezolano residenciado en Boston. Motivador, productor y editor audiovisual. Sigue a Ciro Valiente en las redes sociales: Twitter e Instagram @ciroval5. Facebook: Ciro Valiente

Google1GoogleYahooBlogger
on Oct 11, 2016. Filed under Béisbol, Destacada, Red Sox. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply