Estrellas se unen contra el hambre en Lawrence

Por Yadira Betances | Yadira@elmundoboston. com 

Comedor Cor UnumLawrence, MA – Habían días en que Marta Morales no comía hasta el mediodía porque no tenía suficiente alimento para hacer desayuno antes de irse a trabajar. Hace seis meses que esto cambió.

Morales ahora va a Cor Unum, un comedor público donde sirven desayuno desde las 6 hasta las 8 de la mañana, al igual que la cena de 4:30 a 6:30 de la tarde, 365 días al año.

“Para mi ha sido una bendición porque la comida es nutritiva y tengo más energía para trabajar”, dijo Morales quien labora en Haverhill.

El comedor fue establecido el 30 de septiembre del 2006 después de una conversación entre Paul O’Brien, párroco de la Iglesia de San Patricio y sus amigos Sean Casey, ex-jugador de los Medias Rojas y el comediante Conan O’Brien. Conan O’Brien estudió con el sacerdote en la Universidad de Harvard y a pesar de tener el mismo apellido no son familia.

O’Brien dijo que el comedor alivia un problema social grande en Lawrence.

Según el Censo, el 35 por ciento de los niños en Lawrence vive en hogares pobres, comparado con un 16 por ciento en el estado; el 61 por ciento de las madres solteras vive en la pobreza.

“Cor Unum” una palabra en latín que significa “Un Corazón”, tomó tres años para construirse por un costo de $1.5 millones de dólares, pagado por donaciones privadas, la Arquidiócesis de Boston y el proyecto “Labels are for Jars”. 16-logo_COR_UNUM

Durante la construcción, la parroquia necesitaba $250 mil dólares para terminar y una feligresa donó el dinero.

[Leer también: Estudiante que sobrepasa fracaso escolar será reconocido por Gobernador Baker]

“Estamos aquí por la gracia y bendición de Dios y los voluntarios”, dijo O’Brien.

O’Brien también contó con la ayuda de la organización de los Medias Rojas; al igual que ex y actuales jugadores del equipo como el cubano Mike Lowell, los dominicanos David Ortíz y Franklin Morales, Dustin Pedroia, Josh Beckett y Jonathan Papelbon. Ellos formaron parte del equipo Labels are for Jars Hit for Hunger donde tienen camisas con los nombres y los números de los jugadores y la etiqueta de Labels are for Jars. Las camisetas roja y azul vienen dentro de un envase plástico donde pueden colectar dinero y los fondos recaudados son usados para el mantenimiento del comedor. Las esposas de los peloteros sirven como voluntarias durante el verano.

“A través de este ministerio he aprendido que cuando alguien se entera de que hay gente sin comida, y niños que se van a dormir hambrientos, ellos son generosos y dan de corazón”, dijo O’Brien.

En una visita a Cor Unum, John Buckley, ex vice presidente de operaciones de negocios para los Medias Rojas quedó muy impresionado. El no solo se puso a servir cena, sino que después fue de mesa en mesa hablando con las personas.

“Lo que están haciendo aquí es importantísimo porque no solo nutren al individuo, sino que también se socializan con ellos haciéndolos sentirse con dignidad, como si estuvieran en casa” dijo Buckley.

Cor Unum es un comedor sin igual. Al llegar, la persona es bienvenida por uno de los voluntarios y llevado a una de las mesas redondas. Cada una está decorada con una planta y platos blancos y cubiertos envueltos en una servilleta. Los voluntarios le llevan la comida a los huéspedes y cuando estos terminan, le quitan los platos de la mesa y le preguntan si desean comer de nuevo y le ofrecen postre.

[Leer también: Lawrence pierde líder de los derechos humanos]

Google1GoogleYahooBlogger
on Apr 28, 2016. Filed under Destacada, Viva Lawrence. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply