Pánico en la comunidad por las redadas

Redacción

Boston – Asombro mundial y comunidades latinas en pánico, es lo que se está viviendo dentro y fuera de los Estados Unidos ante la oleada coercitiva contra los inmigrantes impuesta por el gobierno de Trump. Las deportaciones a nivel nacional y familias separadas son una realidad.

Sin duda ese mismo pánico ha llegado a la comunidad latina en Massachusetts. Los inmigrantes de esta región están atemorizados, pero no dejan de elevar su voz para expresar lo que están sintiendo.

“Hay una terrible sensación de miedo que es palpable y está creciendo, la gente verdaderamente está aterrorizada”, manifestó Lucy Pineda, directora ejecutiva de LUMA (Latinos Unidos en Massachusetts), quien el fin de semana celebró su cumpleaños y al llegar al restaurante estaba vacío, después dice fueron a bailar a un centro nocturno hispano y solo habían como 18 parejas. “Eso indica para mí el miedo que existe en la calle”, expresó la directora de Centro Presente Patricia Montes.

Durante días, el temor y la confusión han atrapado a las comunidades de inmigrantes en todo el país, después de que se difundiera que los agentes federales estaban apresando a cientos de inmigrantes en Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia, Nueva York, California, Illinois y Texas. Hasta el cierre de nuestra edición el alcance de las redadas aún no han sido confirmadas.

Como para calmar los ánimos la Agencia de Inmigración y Aduanas (The Immigration and Customs Enforcement Agency) dijo que los esfuerzos eran “rutinarios” y no eran diferentes de los arrestos dirigidos contra el ex presidente Barack Obama.

“La represión contra criminales ilegales es simplemente el cumplimiento de mi promesa de campaña”, escribió el presidente Trump en su cuenta de Tweeter. “¡Miembros de pandillas, traficantes de drogas y otros están siendo deportados!”.

Mientras que el asesor de política de la Casa Blanca, Stephen Miller, dijo que la administración había “tomado nuevas y mayores medidas para eliminar a los extranjeros criminales” que representan una amenaza para la seguridad pública.

[Leer también: Abogados latinos trabajarán por Massachusetts]

Funcionarios del gobierno aseguraron que entre los detenidos se encontraba un miembro de una pandilla salvadoreña y un narcotraficante brasileño. ICE, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (U.S. Immigration and Customs Enforcement) confirmó que casi 200 personas fueron detenidas en las Carolinas y Georgia.

Más de 150 fueron detenidos en Los Ángeles y sus alrededores, y alrededor de 40 fueron apresados en la ciudad de Nueva York y sus alrededores.

Para los partidarios de las políticas de inmigración de Trump, el anuncio que hizo el presidente fue una buena noticia.

El director ejecutivo del Centro de Estudios de Inmigración (Center for Immigration Studies) se mostró partidario de ejercer un control más estricto de la inmigración.

Por su parte el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, dijo que se está simplemente aplicando la ley federal.

Pero los defensores de la inmigración dijeron que muchos inmigrantes tienen miedo de enviar a sus hijos a la escuela y temen ir a la iglesia, al trabajo o al hospital. Los rumores de pánico se propagaron tan rápidamente como la verdad.

[Leer también: Lawrence y Chelsea demandan al presidente Trump]

Google1GoogleYahooBlogger
on Feb 15, 2017. Filed under Destacada, Locales. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply