Protestas contra Trump por decisión sobre Ciudades Santuario

Por Maximo Torres 

➥➥ Frente al City Hall de Chelsea, migrantes protestan a favor de proteger las ciudades santuario.

Boston, Chelsea y otras ciudades de Massachusetts salieron a las calles a proteger sus santuarios para indocumentados ante la decisión del presidente Trump de retirar los fondos federales a las ciudades y condados de todo el país que no persigan activamente a los inmigrantes indocumentados y no los entreguen a las autoridades de inmigración.

Líderes y activistas de diferentes organizaciones pro-inmigrantes, en clara rebeldía contra Trump, convocaron a sus comunidades para protagonizar manifestaciones en Copley Square en Boston y frente al City Hall de Chelsea para evitar deportaciones injustas de inmigrantes que no tienen antecedentes penales o que hayan cometido leves infracciones civiles.

“Es un retroceso…” 

“Desmantelar las ciudades santuario significan un retroceso en la confianza que hay entre las comunidades y los policías locales”, dijo Lucy Pineda, directora ejecutiva de Latinos Unidos de Massachusetts, una de las organizaciones pro-inmigrantes que convocó a la movilización en contra de la decisión del presidente Trump. Allí estaban el Senador Estatal Jamie Eldridge y el Concejal y candidato a la Alcaldía de Boston, Tito Jackson.

Activistas de diferentes organizaciones pro-inmigrantes en Boston han expresado su temor por las redadas y deportaciones por infracciones de tránsito o por haber ingresado al país tras una deportación.

Trump ha reiterado que la prioridad es la deportación de indocumentados criminales y que en principio repatriará de inmediato a “dos o tres millones” de inmigrantes. Sin embargo, según las nuevas directivas, ”quedarse más allá de la fecha de su visa ahora se considera una amenaza para la seguridad nacional, lo mismo el robo de identidad”.

[Leer también: Trump endurece la entrada de argentinos a Estados Unidos]

Contra planes de Trump 

Las ciudades santuario contribuyen a que los vecindarios sean más seguros y a que los residentes “no tengan miedo de pedir ayuda a la policía”, según activistas.

Boston y otras ciudades de Massachusetts son ciudades santuario y no van a poner en práctica los planes del presidente de llevar a cabo redadas de inmigrantes indocumentados para expulsarlos del país.

Las ciudades santuario condicionan la retención de algún indocumentado a una orden de un juez federal de inmigración, no simplemente a la orden de ICE.

“No más deportaciones” 

Niños y adultos con carteles en mano que decían “no más deportaciones”, “Queremos nuestra ciudad santuario, no la destruyan” participaron de las manifestaciones en Boston y frente al City Hall de Chelsea.

[Leer también: Inmigración arresta al artista Ulises Orellana]

Se conoce como ciudades santuario a los lugares en los que las autoridades locales no destinan recursos económicos ni humanos para perseguir a la inmigración indocumentada. Las grandes ciudades de los Estados Unidos son demócratas, mientras que las zonas rurales son republicanas.

En una ciudad santuario las autoridades policiales como mínimo, no pueden preguntar a nadie por su estatus migratorio a no ser que tengan “una sospecha razonable” de que esa persona haya cometido un delito.

De allí que la orden ejecutiva del presidente Trump busca eliminar los santuarios donde, según dice, se refugian criminales. Según las autoridades de inmigración hay “dos o tres millones de inmigrantes sin papeles” con antecedentes penales que serían deportados.

La orden ejecutiva de Trump ha generado el rechazo de alcaldes, ‘sheriffs’ y jefes de policía. El alcalde de Boston Marty Walsh ha declarado que abrirá las puertas de su municipio para proteger a los inmigrantes

Pero la rebelión es de muchos otros alcaldes de ciudades importantes como Chicago, Filadelfia, San Francisco, Nueva York, Portland, Seattle, Los Ángeles, entre otras, que han afirmado que seguirán manteniendo sus ciudades “como santuarios” para aquellos indocumentados que sean detenidos por las fuerzas del orden pese a la declaración de Trump de retirarle fondos federales si no apoyan su propuesta.

[Leer también: Casa Blanca: La orden ejecutiva no es “un veto musulmán”]

Google1GoogleYahooBlogger
on Feb 1, 2017. Filed under Destacada, Locales. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply