Reacciones de una comunidad cubana dolida

Centenares de exiliados cubanos celebraron la muerte de Fidel Castro en diferentes ciudades de los Estados Unidos. El Oriental de Cuba de Jamaica Plain, uno de los restaurantes más reconocidos en Boston, fue el punto de encuentro de muchos cubanos al enterarse de la noticia.

Redacción

1-cover_cubanos-celebra-muerte-fidel-02

Boston – Fidel Castro ha muerto después de estar 47 años de manera interrumpida al frente del régimen comunista. Su hermano, Raúl Castro que asumió el control del poder desde que Fidel lo abandonó hace justo diez años, dio la noticia en un mensaje por televisión. Su muerte produjo reacciones encontradas. La televisión norteamericana y latina en sus reportes desde La Habana no dieron muestras de un pueblo en llanto por la muerte de su caudillo, mientras que en La Habana chica de Miami la historia era otra. La comunidad cubana en el exilio se volcó a las calles para festejar lo que decían “no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista”.

“Hoy los cubanos en todas partes del mundo celebran su partida, todos regados por el mundo por culpa de este criminal, que le negó la libertad a su pueblo y lo sometió a su antojo, traicionándolo, engañándolo una y otra vez”, escribió Regla González, una de las más reconocidas activistas cubanas en Boston, en su cuenta de Facebook.

El Oriental de Cuba de Jamaica Plain, uno de los restaurantes más reconocidos de Boston, fue el punto de encuentro de muchos cubanos. Su dueño Nobel García, que tiene más de 40 años viviendo en Boston puso un cartel que decía “murió Fidel”.

Crónica de una muerte anunciada

 8-fidel-c“Con profundo dolor comparezco para informarle a nuestro pueblo, a los amigos de nuestra América y del mundo que hoy, 25 de noviembre del 2016, a las 10.29 horas de la noche falleció el comandante en jefe de la revolución cubana Fidel Castro Ruz”, comunicó en la televisión un Raúl Castro emocionado. Su muerte ocurrió la noche del “viernes negro”.

Fidel tenía 90 años de edad y desde el 2006 vivió detrás del poder por problemas de salud.

Los restos de Fidel fueron cremados en las primeras horas de la mañana del sábado 26 por voluntad expresa, según dijo Raúl.

La comisión organizadora de los funerales dispuso nueve días de luto nacional, hasta las 12:00 horas del 4 de diciembre cuando sus restos sean enterrados, en los que “cesarán las actividades y espectáculos públicos” y se celebrará un “acto de masas” en la Plaza de la Revolución de la capital cubana”, dijo Raúl Castro para concluir su intervención en la televisión con el eslogan de décadas de su hermano: “Hacia la victoria, siempre”.

La muerte de Fidel Castro cierra 60 años de historia, desde que desembarcó en Cuba con un grupo de rebeldes provenientes de México en 1956 para impulsar la guerrilla que derrocó a Fulgencio Batista en 1959 hasta hoy, fecha final de la existencia de una de las principales figuras del siglo XX.

La última vez que se le vio

A Fidel Castro se le vio por última vez el pasado 15 de noviembre, cuando recibió en su residencia al presidente de Vietnam, Tran Dai Quang. La semana pasada estaba previsto que recibiese al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, pero la cita se canceló.

Desde que se vio obligado a abandonar el poder, la principal actividad pública de Fidel Castro fue la publicación de artículos en la prensa cubana. Su presencia se fue espaciando gradualmente pero se mantuvo presente hasta los últimos tiempos, como cuando en marzo pasado, días después de la histórica visita de Barack Obama a la isla, publicó una columna en la que mostraba sus reticencias ante el acercamiento del presidente de EE UU al Gobierno cubano. “No necesitamos que el imperio nos regale nada”, fue su frase más significativa, su rechazo final, poco antes de morir, al país con el que se peleó durante décadas, su enemigo irreconciliable.

La muerte de Castro supondrá una enorme sacudida emocional en Cuba, tanto para sus partidarios como para sus detractores, por el peso abrumador que ha tenido su figura en la vida cubana durante generaciones y generaciones. Políticamente, es el símbolo del fin de una era, aunque eso no signifique que quepa esperar pronto cambios sustanciales en el sistema cubano. Queda como último sostén de los líderes de la Revolución su hermano Raúl Castro.

Reacciones de una comunidad dolida9-regla

Las celebraciones estallaron en muchas partes, en Massachusetts viven unos 11,000 cubano-americanos y muchos de ellos salieron a reunirse en restaurantes que los identifican como El Oriental de Cuba y Old Havana, en Jamaica Plain. El propietario de este último negocio cubano, Sixto López, no ocultó su alegría, señalando que Castro dividió a muchas familias. “Mucha gente murió en el mar tratando de salir de Cuba. Su muerte es un alivio”.

Regla González, reconocida activista cubana, señaló que con su muerte “renace la esperanza de una Cuba libre y democrática. Nadie escapa de la justicia divina, era hora despues de cientos de miles de muertos en el mar”.

Barbara Hernández escribió “hoy millones de cubanos tienen muchísimo que celebrar… en mi caso me arrebató mi hija mayor durante 25 años, me negó enterrar a mi padre y es el culpable del desmembramiento de millones de cubanos”.

Sául Sánchez expresó a su vez “muere el dictador que tantas muertes, angustias y traumas causó al pueblo cubano. Pero el cubano oprimido no se alegra de su muerte sino que se alegra de que desaparezca el símbolo de terror que esa persona ha representado por seis decadas. Es hora de que el mundo ayude al pueblo cubano a salir de ese traumático engendro que llaman Revolucion para que pueda ser libre al fin”.

Mirta Teutelo también escribió “todos los cubanos estamos unidos en este día celebrando la muerte del tirano comunista. Cuba comienza una nueva era, para ser libre e independiente. Viva Cuba Libré! Abajo la opresión!”.

Testimonio de Nobel García

9-niobel

Un exiliado cubano con más de 40 años en Jamaica Plain y dueño de El Oriental de Cuba.

“Yo no celebro la muerte de nadie, pero los cubanos celebramos con la muerte de Fidel Castro un paso más hacia la libertad de Cuba, pero esa libertad no va a ocurrir de un día para otro. Porque se fue el caballo, pero aún queda la yegua y no se sabe a ciencia cierta que es es lo que va a pasar. “El pueblo cubano va a necesitar de mucha ayuda, de ayuda de afuera para reestablecer la democracia y reconstruir el país, porque está virtualmente en ruinas, no tiene infraestructura, no tiene carreteras, no tiene hoteles, hay mucho por hacer y hay mucha gente sin trabajo. De corazón quiero para Cuba lo mejor y espero que de aquí a 5 ó 10 años Cuba sea una isla para todo el mundo, no solamente para el turista”.

“Aún no se sabe que va a hacer su hermano, pero esperamos que se produzca un cambio para bien del pueblo cubano”.

Las 10 mentiras de Fidel

fidel-castro-caricaturaEl 26 de julio de 1957 la Revista Bohemia publicó lo que se conoce como el Manifiesto de La Sierra dirigido al pueblo cubano, en el mismo manifiesto Castro prometió entre otras cosas restaurar la Constitución de 1940, convocar a elecciones libres, democráticas y multipartidistas al año de derrocado el gobierno y de acuerdo al Código Electoral de 1943, además prometió celebrar las elecciones a los seis meses de convocadas, por lo que prometió gobernar provisionalmente solo año y medio, prometió también en este manifiesto total libertad de prensa así como la excarcelación de todos los presos políticos.

Las 10 infames mentiras utilizadas por Castro para engañar al pueblo cubano y mantenerse en el poder.

1. “Tengo la seguridad de que en el curso de breves años elevaremos el estándar de vida del cubano superior al de Estados Unidos y del de Rusia”.

2. “Yo no estoy interesado en el poder, no lo ambiciono… Restableceremos todos los derechos y libertades, incluyendo la absoluta libertad de prensa”.

3. “Habrá libertad para los que hablan a favor nuestro y para los que hablan en contra nuestro y nos critican”.

4. “Nosotros tenemos un país libre. No tenemos censura y el pueblo puede reunirse libremente. Nunca vamos a usar la fuerza y el día que el pueblo no me quiera, me iré”.

5. “Cuando se suprime un derecho se termina por suprimir todos los demás derechos, desoyendo la democracia. Las ideas se defienden con razones, no con armas. Soy un amante de la democracia”.

6.  “Sé que están preocupados de si somos comunistas. Quiero que quede bien claro, no somos comunistas”.

7. “Los que hablan de democracia deben empezar por saber en que consiste el respeto a todas las ideas, a todas las creencias, en que consiste la libertad y el derecho de los demás… no perseguimos a nadie…”

8. “Armas para que” y convirtió a la Isla en un gigantesco cuartel.

9. “Respecto al Comunismo, solo puedo decirles una cosa, NO SOY COMUNISTA.

10. “Esta revolución no es comunista sino humanista”.

Google1GoogleYahooBlogger
on Nov 30, 2016. Filed under Destacada, Locales. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply