“Salvemos nuestras escuelas, no a la privatización”

Se abren dos frentes por pregunta 2 en la boleta electoral de noviembre próximo. Alcalde Marty Walsh, concejales y coalición de padres piden votar “No” contra la posición del gobernador Charlie Baker que apoya el “Sí” de la coalición “Great Schools Massachusetts”

Por Máximo Torres 

5-charter vs publicBoston – Polémica electoral. La resolución que aprobó el Concejo de la Ciudad de Boston de oponerse a la expansión de las escuelas charters en todo el estado abrió dos frentes en el escenario electoral con miras a las elecciones de noviembre próximo y a la pregunta Nro. 2 que aparecerá en la boleta. El alcalde Marty Walsh ya tomó partido y pide votar “No” contra la posición del gobernador Charlie Baker que apoya el “Sí” de la coalición “Great Schools Massachusetts”. 

“Salvemos nuestras escuelas públicas, no a la privatización”, sostiene Marisol Santiago, una profesional latina que está al frente de una coalición de padres de familia, estudiantes, maestros, administradores, de profesores y niños que han salido de las escuelas charters que se oponen a que se siga destinando millones de dólares de las escuelas públicas en favor de los “charters school”. 

La resolución que aprobó el Concejo de la Ciudad fue de 11 a 2, por lo que la campaña “Salvemos Nuestras Escuelas Públicas” emitió la siguiente declaración.

“Felicitamos al Ayuntamiento de Boston por su liderazgo en la oposición a la pregunta 2, lo que va a evitar que cientos de millones de dólares de los contribuyentes de las Escuelas Públicas de Boston vayan a las escuelas charters, causando un daño grave y duradero a las escuelas que la mayoría de las familias de Boston eligen para sus hijos”. 

“El año pasado, las escuelas charters drenaron $408 millones de dólares de las escuelas públicas del distrito a través del estado, incluyendo más de $120 millones de dólares solo de las Escuelas Públicas de Boston. Si se aprueba, la pregunta 2 se triplicaría el número de escuelas charter de Massachusetts, en tan sólo 10 años, el desvío de mil millones al año de nuestras escuelas públicas locales”.

“Este dinero debe ser utilizado para todos los estudiantes de Boston, en lugar de financiar escuelas Charter. Las familias de Boston quieren más ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) y la pregunta 2 perjudicaría gravemente la capacidad de las Escuelas Públicas de Boston para educar a todos los estudiantes de Boston”, enfatiza la declaración.

[Leer también: Líderes africanos finalizan participación del Mandela Washington Fellowship]

En pie de lucha 

Marisol Santiago, directora de la campaña “Salvemos nuestras Escuelas Públicas” es muy enfática. “Todos queremos la mejor educación para nuestros hijos, no somos anti-charters, pero crear dos sistemas diferentes sería desastroso para las escuelas públicas”. 

“Venimos de nuestros países para progresar, para tener acceso a una mejor educación y lo que quieren es la privatización de las escuelas públicas” apunta la activista, señalando que el alcalde Walsh “está de nuestro lado. Su posición ha sido muy abierta para que votemos No a la pregunta 2”. 

En los últimos años las escuelas públicas han perdido muchos fondos. Se estima en unos 400 millones de dólares a nivel estatal. “Nos están sacando dinero cada año y no va a quedar nada. No podemos crear ni siquiera dos escuelas públicas y tenemos edificios escolares que necesitan ayuda, necesitamos más pre kinder”, subraya Santiago.

A favor del “Sí” 

La campaña por el “Sí” está en marcha y cuenta con el apoyo del gobernador Charlie Baker.

La coalición Great Schools Massachusetts insta a los electores a votar “Sí” a la pregunta 2 para proporcionar a las familias estancadas en distritos escolares de bajo rendimiento, acceso equitativo a las escuelas públicas Charter.

Massachusetts tiene las mejores escuelas Charter del país con una trayectoria comprobada de 20 años cerrando la brecha de rendimiento académico en los distritos escolares deficientes. Pero hoy en día hay casi 33.000 niños estancados en listas de espera debido a un límite legislativo en la inscripción.

Los testimonios de éxito en las escuelas Charters son muchos. Kelly García, de origen hondureño y con residencia en Chelsea, es uno de ellos. “Yo he visto la diferencia, estudié en una escuela pública y cuando fui a una Charter School me cambió la vida totalmente. Por mis estudios en este tipo de escuela fui a la universidad y ahora soy maestra”, dice.

[Leer también: Haverhill cada vez más latina]

Google1GoogleYahooBlogger
on Aug 11, 2016. Filed under Destacada, Locales. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply