Súplica de niña hondureña: “Por amor a Dios no me deporten”

Organización pro-inmigrante de Boston lanza campaña para evitar que inmigración las mande de regreso a Honduras, el séptimo lugar en el mundo en homicidios de mujeres

Por Máximo Torres 

➥➥ Laura Molina con tan solo 8 años de edad tiene una orden de deportación y pide junto con su familia que no los deporten.

➥➥ Laura Molina con tan solo 8 años de edad tiene una orden de deportación y pide junto con su familia que no los deporten.

Boston – Laura Molina Rodríguez es una niña hondureña de apenas 8 años de edad que vive con el temor y la angustia de la deportación. Con su madre que tiene un brazalete en el tobillo (GPS) que le pusieron agentes de inmigración hace un año, Laura, quien ha comenzado a estudiar en una escuela de Somerville, llora y pide que no las devuelvan a su país. “Por amor a Dios no nos deporten”, dice entre sollozos.

La niña que tiene una orden de deportación con fecha del 28 de septiembre grabó un video de 12 segundos en el que dice: “Señor presidente, yo tengo una orden de deportación. Yo no puedo ir a Honduras. Yo quiero estudiar aquí, quiero aprender inglés y quiero ser doctora”. 

Sobre la madre de Laura pesa la orden de expulsión con fecha del 1 de octubre. Pero, según sostiene, “no nos pueden enviar de regreso a Honduras porque estamos amenazadas. Allá nos van a matar”. 

Centro Presente, una organización pro-inmigrante de Boston, ha lanzado una campaña para detener la deportación de la niña y de su madre. “Sería un error si la devuelven a Honduras que ocupa el séptimo lugar a nivel mundial en los homicidios de mujeres y tiene sorprendentemente altos índices de impunidad para los crímenes cometidos contra las mujeres y las niñas”, según afirma su directora Patricia Montes.

De acuerdo con un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, cada 17 horas en Honduras las mujeres se enfrentan a un violento final en sus vidas.

En la Biblioteca Pública de East Boston, Centro Presente presentó un documental llamado “Los invisibles” para abordar el caso de los inmigrantes con niños que vienen por la frontera, y llamar la atención de la comunidad.

El caso de Laura y su madre han llamado la atención de distintos sectores políticos, académicos y religiosos. Ambas llegaron hace un año a los Estados Unidos huyendo de la violencia doméstica en su país que cada vez es mayor por la falta de acción de las autoridades locales, pero en la frontera fueron detenidas por inmigración. Por un tiempo estuvieron retenidas en un centro de detención hasta que las dejaron en libertad con un GPS en el tobillo de la madre.

Laura vive con su mamá en un refugio seguro en Somerville, pero tiene mucho miedo. Viven con una orden de expulsión inminente sobre sus cabezas que amenazan sus sueños de una vida más segura en los Estados Unidos.

“Mientras que el gobierno de Obama afirma que su prioridad para ser deportados son criminales, de hecho, que dan prioridad a los recién llegados de América Central, independientemente de si son criminales violentos o personas que huyen de la violencia”, afirma Montes.

Laura y su madre llegaron a Centro Presente en East Boston en busca de apoyo legal. “Rechazamos esta priorización. Esta niña no es una amenaza para nuestra comunidad y su madre no debe ser tratada como un criminal por intentar salvar la vida de su hija. Creemos que las personas obligadas a emigrar deben ser tratadas como refugiados de la violencia, porque eso es lo que son”. 

El drama que viven Laura y su madre es uno de los miles de casos de deportación que enfrentan familias centroamericanas que han huido de la violencia, la corrupción, la impunidad, la pobreza estructural y la desintegración social en países como Honduras, El Salvador y Guatemala, según la activista.

Laura ingresó por la frontera el 4 de septiembre pasado junto a su madre y ambas fueron detenidas por la patrulla en un punto entre Texas y México cuando trataban de entrar indocumentadas.

Google1GoogleYahooBlogger
on Sep 28, 2016. Filed under Destacada, En Exclusiva, Locales. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply