Toda una vida dedicada a la poesía

Poetisa dominicana de 84 años recomienda “enamorarse de algo, grande o pequeño, para tener una vida más larga”.

Por Máximo Torres

Con poetisa Rhina Polonia Espaillat, el poeta César Sánchez Beras, Claudio Pérez, Carmen Almonte y Ana Gratereaux.

Con poetisa Rhina Polonia Espaillat, el poeta César Sánchez Beras, Claudio Pérez, Carmen Almonte y Ana Gratereaux.

Boston – Cuando niña bebió de la literatura de su abuelita que escribía mucha poesía, tocaba guitarra, violín y otros instrumentos musicales y le gustaba leer cuentos a gente grande como “Amores Perdidos”. Por esa época tenia 4 años de edad. A los 9 años descubrió la otra cara de la poesía, la “cara seria”. A los 84 años de edad Rhina Polonia Espaillat, poetisa, traductora y activista de origen dominicano, lo recuerda como si fuera ayer. Vino cuando tenia 15 años huyendo con sus padres de la tiranía de Trujillo para afincarse en Nueva York y luego de muchos años mudarse a Newburyport en el estado de Massachusetts.

“Yo vine de Nueva York a Boston en 1990 y creía que no me iba a acostumbrar a vivir fuera de la Gran Manzana, pero Newburyport es una ciudad muy cultural, tiene mucha música, mucha literatura, es un Nueva York encogido y está a 37 millas de Boston”, dice Espaillat en una entrevista con El Mundo Boston.

Poetisa Rhina Polonia Espaillat habla con El Mundo Boston.

Poetisa Rhina Polonia Espaillat habla con El Mundo Boston.

Con muchos reconocimientos de la Ciudad de Boston, del Consulado dominicano, de la Fundación del Arte y la Cultura de Boston (FUNDOARCU), entre otras instituciones, Espaillat habla de su amor a la poesía, del “spanglish” que rechaza y de los adelantos de la ciencia como los celulares inteligentes que, según dice, “nos están haciendo perder la comunicación directa. Ya nadie quiere hablar, solo “textear”, nos estamos volviendo mudos”, reflexiona.

“A los 4 años lo veía como un juego, pero crecí enamorada de la poesía. Mi abuela tuvo mucho que ver en eso. Yo salí muy joven de mi país para vivir en un mundo diferente, pero no me costó adaptarme, siento a Nueva York como la casa que me dio todo, educación y oportunidades para prosperar”, dice Rhina, quien estudió en el High School de Nueva York.

Espaillat ha dedicado casi toda su vida a escribir en inglés y en español. Tiene 14 libros, entre obras literarias, traducciones y poemas. De sus obras evita decir por cuál de ellas se inclina más. “He tenido 14 hijos”, anota.

Pero la obra que le ha dado grandes satisfacciones y que considera “el orgullo más grande” ha sido editar las traducciones de las obras del Padre de la Patria Juan Pablo Duarte, que le costó dos años de trabajo con otros traductores. “Esto fue muy significante para mi”, refiere. 

Espaillat señala que la poesía es como la música, como el arte, “nunca va a morir” y expresa que a los 84 años de edad vive enamorada de la poesía. “Yo le digo a la gente que si quiere vivir más, tener una vida más larga, enamorese de algo, pequeño o grande, no importa y eso le va a permitir durar mucho más”.

Dominicana enamorada de su país y orgullosa de ser ciudadana norteamericana, Espaillat dice: “Yo pienso en inglés, he vivido en este país tantos años que a veces me cuesta más traducir al español, pero detesto el ‘spanglish’, hablar la mitad de los dos idiomas, Me revienta el oído escuchar ‘ábreme la window’, ‘close la ventana’ o ‘mapea el piso’. Ese es un error que los jóvenes tienen que corregir. No se puede hablar mezclando los dos idiomas”, anota.

Google1GoogleYahooBlogger
on Nov 22, 2016. Filed under Destacada, Locales. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply