SHARE

Iglesias de diferentes denominaciones se unen para salir a las calles de Lawrence preocupadas por el aumento de la delincuencias, las “gangas” y las drogas que están golpeando cada vez más a esta ciudad. Esta fue la primera de cuatro marchas que han organizado para todo el mes de abril.

Lawrence – Con palmas y gritos de “Lawrence para Cristo”, cientos de personas salieron a las calles en un nuevo esfuerzo de las Iglesias de diferentes denominaciones para lograr unidos el cambio que, según dicen, “necesita nuestra ciudad. Nuestras Iglesias están trabajando para devolverle la paz a Lawrence y arrancarla de la violencia y las drogas”, dicen Jeannette Santos del Ministerio de Oración por la ciudad “Guerreros de Aguila” y Jessica Aquino del Ministerio de Fe Centro de Adoración.

Esta fue la primera de cuatro marchas “Por la paz de nuestra Ciudad” que han organizado diferentes Iglesias cristianas de Lawrence para todo el mes de abril.

También le puede interesar: Aumentan casos de VIH/SIDA por Drogas inyectadas en Lawrence y Lowell

Con carteles en mano, banderolas y pañuelos blancos, los manifestantes partieron desde Haverhill Street para seguir por la Essex Street hasta llegar a la Broadway para lanzar gritos de alabanza a Dios porque, según dicen, “la ciudad de Lawrence a través de la oración puede cambiar, No lo pueden hacer las autoridades, el alcalde, la policía, los bomberos, pero lo puede hacer Dios a través de la oración”, expresa Jeannette Santos.

Hay ciudades que están peor que Lawrence, pero eso no debe ser una excusa para mejorar nuestra ciudad. Hay muchas personas que somos creyentes, que trabajamos para darle un buen futuro a nuestros hijos y que quieren vivir en una ciudad sin violencia, sin drogas, pero necesitamos una comunidad unida, no importa la denominación adventista, católicos, cristianos. Dios va a lograr el cambio que tanto necesitamos y ayer en plena marcha hizo su aparición a través de un arco iris. Quiere hacerse sentir en la comunidad, necesitamos a Cristo en las escuelas, en las comunidades”, anota Santos.

Jessica Aquino del Ministerio de Fe expresa que la mayor preocupación de la comunidad “es la drogadicción que hay en las calles, los jóvenes involucrados en delincuencia, las ‘gangas’. Es algo que ya se le ha salido de las manos a las autoridades y el único que puede restaurar lo que está dañado es Dios a través de la oración. Salgamos de nuestras casas, marchemos porque para lograr el cambio necesitamos que todos juntos trabajemos unidos”, anota.

¿Dónde?

Las próximas marchas se realizarán este sábado 14 partiendo desde Market Street con Boxford Street, el sábado 21 desde Park Street con Haverhill y el sábado 28 desde el puente con E. Kingston Street, de 3:00 a 5:00 de la tarde.