SHARE

Boston – La Autoridad de Transporte de Massachusetts (MBTA) sigue en el ojo del huracán, esto después de que estadísticas revelaran que la satisfacción de los usuarios no es confiable.

Así lo confirman estudios realizados por la organización Masspirg, que trabaja por los derechos del consumidor en Massachusetts.

Luego de revisar los resultados de credibilidad en los servicios de bus, tren y el metro, encontraron que los datos usados por el MBTA no tienen en cuenta información valiosa en el análisis de sus servicios.

“La manera en la que se mide la confianza de los usuarios en el tren no está contando una amplia cantidad de factores que impactan su experiencia, esto con respecto al tiempo de funcionamiento, sobrecupo, interrupciones del servicio y tiempo total del viaje”, dijo Matthew Casale, abogado de Masspirg.

Sin embargo, el director de transporte para Massachusetts, Chris Dempsey, asegura que el incremento en el tráfico de la ciudad puede ser el resultado de la desconfianza de los usuarios.

“Es importante tener el tren funcionando bien y rápido tan pronto como sea posible, de esta manera las personas van a usar más el tren en vez de crear caos en las calles”, agregó Dempsey.

Caos por el que algunas personas muchas veces deben recurrir a otros servicios para llegar a su destino.

“A veces nos toca usar taxi también. Nos afecta económicamente porque hemos sacado la tarjeta del tren, y a parte nos toca sacar más dinero para el taxi”, confesó Sandra Carolina Cruz.

Dichas razones son por las que además la asociación recomienda a las autoridades revisar detalladamente todos los factores que pueden afectar el servicio y no tener en cuenta los datos actuales en la toma de decisiones.