SHARE
Kathy Coy estaba en su casa de Panama City cuando el viento la destruyó. Está agradecida de estar viva. Joe Raedle/Getty Images

Al menos dos personas murieron y miles de hogares se encuentran sin energía eléctrica tras el paso de Michael, que en la madrugada de este jueves se debilitó a tormenta tropical. Ahora avanza de Florida hacia la parte central de Georgia y está a 48,2 kilómetros de Macon.

Los decesos ocurrieron a consecuencia de caídas de árboles sobre viviendas. Uno sucedió en la localidad de Greensboro, Florida, y la otra víctima fue una niña de 11 años en el condado de Seminole, Georgia.

Michael tocó tierra en la tarde de este miércoles como un huracán de categoría cuatro, cerca de Mexico Beach, Florida. Sin embargo, horas después se debilitó a categoría 3 y para la madrugada del jueves dejó de ser huracán, llegando a la categoría de tormenta tropical con vientos de 112 km/h.

A pesar de su debilitamiento desde que tocó tierra, las autoridades advierten que la tormenta podría seguir afectando a Georgia hasta el jueves por la noche, provocando “daños sin precedentes por el viento”, así como lluvias y posibles tornados breves.

La localidad más afectada fue Mexico Beach, un pequeño pueblo turístico frente al mar que en cuestión de minutos recibió de lleno la marea ciclónica. Las imágenes que llegan desde Panama City también reflejan la destrucción que dejó a su paso por esa ciudad. En el pueblo de Apalachicola se rompió el récord de inundación con 7 pies de marejada.

Como el ciclón más fuerte en golpear Estados Unidos desde el huracán Andrew en 1992, Michael arrasó con casas, devastó los puertos y dejó torres de escombros donde antes había centros comerciales.

Con información de CNN y Univision

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.