SHARE

22-microempreasLawrence es una de las ciudades con más rostro comercial de pequeños negocios o microempresas, en su mayoría de propiedad de latinos. Pero ¿qué se entiende por microempresa? ¿Por qué las entidades crediticias no son solicitadas a mayor escala?

Las microempresas son negocios que venden sus productos en pequeñas cantidades ofrecen diferentes servicios y emplean a menos de 10 personas.

Las microempresas surgen de un proyecto emprendedor por parte del dueño del mismo, quien a su vez suele ser el administrador de su propia empresa, muchas de ellas con posibilidad de crecer y generar competitividad.

En Lawrence el 75 u 80 por ciento de pequeños negocios quiere organizarse e intentar alcanzar sus metas y objetivos, pero –según dicen– cuentan con poca o ninguna financiación o ayuda de los bancos. Las razones son variadas.

Muchas de las personas encuestadas por El Mundo hablaron de lo difícil que resulta para un microempresario latino conseguir un préstamo para lograr expandirse pese a que al igual que la mediana y gran empresa son generadores de empleo.

 

Algo más…

• El proceso de solicitar un préstamo en este país es un proceso de transparencia. El microempresario tiene que tener al día su cuenta bancaria, sus proyecciones anuales de venta y un presupuesto completo que reúne todos los gastos de la empresa de forma organizada. Muchos no cuentan con un “plan de negocio” profesional (business plan) que incluye este tipo de documentación necesario para el prestamista.

• Otro error es que el micro-empresario tiende a “minimizar” las ganancias anuales para evitar pagar altos impuestos, pero a lo largo, son estos mismos cálculos que juegan en contra de su solicitud para un préstamo porque le quitan valor y fuerza económica a la empresa en papel y eso es clave para el prestamista.

La clave: Un buen contador que tiene experiencia solicitando préstamos y un plan, con proyecciones, para demostrar al prestamista que si se puede pagar la deuda de un préstamo.

 

La voz de los empresarios

José Alvarez: “A veces no son tanto los bancos, sino las leyes bancarias que ahora requieren muchos más datos y documentación. Tenemos mucha necesidad, pero es difícil solicitar un préstamo cuando se requiere tantas cosas que el micro-empresario no tiene a su disposición. Por lo tanto, la verdad es que la microempresa no cuenta con capital de prestamistas”.

Roberto Colón: “Es cierto, son muchos los requisitos para solicitar un préstamo, pero el problema no es ese. Muchos de los microempresarios no pueden solicitar un crédito a un banco porque no reúnen los requisitos, no pagan sus impuestos como tienen que pagar o no lo tienen registrado como lo tienen que registrar. Otros no cumplen las expectativas porque muchas veces depende del crédito personal del dueño que muchas veces no es bueno. Los bancos dan préstamo a la gente que tiene su documentación en regla”. 

Juan Guzmán: “Yo tengo 15 años en el área de Lawrence y he visto como se ha puesto de difícil solicitar un préstamo. Creo que los mismos bancos pudieran brindan más ayuda de cómo poder hacerlo, ya que se exige mucha documentación y al final no le dan el préstamo por una u otra razón que sólo un banquero entiende.”

José Pimentel: “Pienso que las leyes que regulan a los bancos tienen que ser más flexibles con las microempresas. Si no se ajustan, el microempresario siempre va a tener que ir por otras vías y buscar un crédito con una tasa mucho mayor (como nuestras tarjetas de crédito personales), ya que no nos queda de otra.”

John Dennis: A mi que me dejen fuera, mi negocio lo manejo con recursos propios y nunca he pedido una ayuda crediticia. Sin embargo, es hora que cambien los reglamentos porque nuestra comunidad es la que tiene el dinero depositado en los bancos y se supone que ese mismo dinero este accesible para nosotros mismos.”

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.