SHARE
Foto: Steve Brown.

A casi ocho horas despúes de una falla en un tren de la línea roja, las autoridades del T anunciaron la reanudación del servicio en la estación Andrew.

Sin embargo, pasadas las 6 de la tarde, el caos aún reinaba en Boston, justo cuando miles de usuarios regresaban a sus hogares.

A través de twitter, varias personas compartieron imágenes de congestionamientos de andenes, así como de paradas de autobuses en las estaciones JFK/UMass y Broadway.

“Este es un incidente serio y queremos que los clientes sepan que nuestra principal prioridad es operar un sistemo seguro”, dijo el gerente general de la agencia, Luis Manuel Ramírez.

Tras el supuesto descarrilamiento de un tren en horas de la mañana que causó angustia entre los usuario por la formación de un denso humo, el MBTA reemplazó el servicio con autobuses.