SHARE

Optimista por remesas. En una reciente visita a Boston el Ministro de Economía de El Salvador, Armando Flores, habla con El Mundo de las remesas que envían los salvadoreños a su país y que ayudan a la economía, de la anhelada reforma migratoria, de las deportaciones, de la economía y de la popularidad del presidente Funes.

“Lo que más anhelamos es una reforma migratoria que beneficie no solamente a los salvadoreños sino a todos los inmigrantes indocumentados”, dice.

¿Cuál es el compromiso que tiene su gobierno con los salvadoreños que residen en el exterior?

Estamos comprometidos con nuestra comunidad, particularmente es importante la decisión reciente en El Salvador de aprobar el voto en el exterior, otros países ya lo tenían y El Salvador se venía quedando atrás. Ese es el compromiso del gobierno de acompañar a nuestros compatriotas donde estén, de mejorar los servicios consulares como aquí en Boston, y de mantener esta cercanía y este apoyo con nuestros compatriotas. 

¿Las deportaciones y las remesas han afectado a El Salvador?

El dato oficial es que las remesas se han incrementado de manera positiva en el 2012.

¿A cuánto llegaron?

No tengo el último dato cerrando, pero hay un incremento del 7% comparado con el 2011. Eso refleja el compromiso que tienen los salvadoreños que viven en los Estados Unidos con sus familias, con el país y con sus comunidades. 

¿Qué está haciendo su gobierno para evitar que más salvadoreños salgan de su país?

Estamos mejorando las condiciones de vida en El Salvador para que más salvadoreños se desarrollen plenamente en nuestro país y no busquen mejores alternativas de vida en otros países. 

¿Y la economía está ayudando o todavía están en el hoyo?

Hemos cerrado el año 2012 con un crecimiento positivo que anda en el 1.6%, de hecho es el mejor crecimiento desde el año 2009, y seguimos profundizando nuestra estrategia para traer más inversiones, fomentar las exportaciones, apoyar a nuestras empresas para que tengan más capacidad productiva y generar más empleo. 

El presidente Funes termina su mandato en un año. ¿Qué perspectivas hay de una reelección?

Estamos con un gobierno que le falta un año de administración y el pueblo salvadoreño va a decidir como sigue el gobierno a partir del 1 de junio del año 2014, pero la popularidad que tiene el presidente Funes es un reflejo del aprecio del pueblo a la forma como ha gobernado el país en estos casi cuatro años de administración.

¿Pero hay descontento en El Salvador o es más la gente satisfecha con el gobierno? 

El Salvador viene avanzando, no se nota suficientemente en algunos sectores, pero viene avanzando, obviamente que todos queremos que sea más rápido y más profundo, pero esto no es así.  

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here