SHARE

Inmigrantes empiezan a beneficiarse al dejarse de lado penalidad de los 3 y 10 años de castigo por permanecer indocumentados en el país. 

Por Máximo Torres

Vilma Gálvez del Centro del Inmigrante de ALPHA.

Se abre el túnel. Cónyuges e hijos menores de edad, indocumentados y solteros, de ciudadanos norteamericanos ya han comenzado a regularizar su situación migratoria sin salir del país al entrar en vigencia la modificación a la llamada Ley de Castigo.

“Esta es una regulación que le está dando oportunidad a personas que están sin documentos, personas casadas con ciudadanos o hijos menores de 25 años, a regularizar su situación legal. Esto le da vuelta a la ley de 1996 que penaliza por un período de 3 a 10 años a personas que están en los Estados Unidos sin documentos legales”, señala Antonio Amaya, director ejecutivo de la Comunidad Inc. de Everett, una organización sin fines de lucro que ayuda a los inmigrantes.

Según la nueva regulación, los solicitantes pueden realizar todo el proceso dentro de los Estados Unidos hasta que llegue el momento de la entrevista. Allí el Centro Nacional de Visas envía toda la documentación al Consulado o a la Embajada de los Estados Unidos en el país donde es originario. La entrevista y aprobación podría demorar entre 30 a 90 días.

La modificación a la llamada ley de castigo  que entró a regir el pasado 4 de marzo ya está beneficiando a muchas personas que ya están regularizando su situación migratoria sin salir del país y permanecer fuera entre tres y 10 años. La nueva regulación beneficia a familiares inmediatos de ciudadanos estadounidenses y evita que estos deban separarse de sus familiares por largos períodos de tiempo.

Cualquier ciudadano puede hacer una petición si la persona está en Estados Unidos, tiene al menos 17 años al momento de presentar su solicitud, es beneficiario de una petición aprobada de visa de inmigrante que lo clasifica como familiar inmediato o tiene un caso de visa de inmigrante pendiente con el Departamento de Estado.

Las personas que han entrado a los Estados Unidos por la frontera, fueron detenidos por inmigración o tienen una orden de deportación van a tener que enfrentar un proceso más complicado y sus casos van a estar a  discreción de las autoridades migratoria.

Vilma Gálvez del Centro del Inmigrante de ALPHA, una organización que ayuda a los inmigrantes latinos en la Congregación León de Judá también está brindando su apoyo a los solicitantes.

 

¿Qué hay que hacer? 

Para empezar, hay que solicitar una exención provisional por presencia ilegal mientras se encuentran en Estados Unidos y antes de realizar los trámites en el exterior.

 

Las reglas de oro

Recuerde las reglas de oro que debe seguir a la hora de realizar el trámite migratorio: cíñase a la verdad, asegúrese de que su solicitud esté completa y firmada y cerciórese de que cumple con las tarifas señaladas, busque un abogado de confianza y desconfíe de aquellos que le afirmen que la presentación o aprobación de una exención provisional por presencia ilegal cambiará su estatus actual de inmigración. Siempre puede visitar www.uscis.gov para conocer más a la modificación de la ley de castigo en español.