SHARE

Uno de los activistas más reconocidos por la comunidad puertorriqueña y considerado “un héroe” para muchos jóvenes a los que sacó de las calles para llevarlos a hacer deporte. Su pasión era el béisbol.

Reyito Santiago.

Boston – Adiós Reyito. La comunidad puertorriqueña de Massachusetts está consternada, la muerte de uno de sus más reconocidos activistas les ha tocado el corazón dejando un gran vacío. Muchos lo conocíamos como Reyito Santiago, pero su nombre completo era Rey Santiago Alicea. Su amor por su “Puerto Rico” lo llevó a trabajar hasta los últimos días de su vida para ayudar a las miles de familias que habían sido duramente golpeadas por el huracán María.

Greg Molina, uno de los miembros de la actual directiva del Festival Puertorriqueño de Boston, lo recuerda con cariño. “Conocí a Reyito en el año 93 cuando comencé a trabajar para la ciudad de Boston. Reyito siempre estuvo activo en la comunidad y no hace ni un mes que participó en dos reuniones para “ver como ayudábamos a los niños puertorriqueños afectados por el huracán con motivo de la fiesta de los Reyes Magos”.

“No sé cuánto tiempo me quede de vida, pero quiero ayudar, aportar con un granito de arena”, le dijo Reyito a Molina como presagiando su muerte.

La directiva del Festival tomó en consideración sus recomendaciones por el esfuerzo que “siempre ha aportado a la comunidad y pudimos lograr reunir dinero para la reconstrucción de la Isla y juguetes para los niños”, anotó Molina.

Reyito Santiago, natural de Guayama, Puerto Rico, tiene toda una historia de vida en Boston. Fue presidente del Festival Puertorriqueño, pero su vida la orientó a trabajar con los jóvenes creando diversas ligas juveniles de béisbol, uno de los deportes que lo apasionaba. “No solo era dirigente, entrenador sino que siempre estaba dándole consejos a los niños y jóvenes para que se alejen de la calle, del vicio y se entreguen al deporte”.

De la Liga Roberto Clemente sacó muchas generaciones de peloteros.

“Si podemos reunir en una palabra todas sus calidades podemos decir que fue un héroe para muchos jóvenes no solo puertorriqueños sino latinoamericanos”, dice Molina.

Son muchas las personas que han expresado su dolor por la muerte de Reyito Santiago.

“Nos vemos pronto mi amigo”, escribió la activista puertorriqueña María Alamo, quien conoció de cerca a Reyito y trabajó con él en diversos proyectos.

Reyito era una persona de un gran corazón, siempre tenia la sonrisa a flor de labios y los boricuas que lo conocieron lo recordarán con una frase que le gustaba repetir “bien positivo”.

Su muerte lo sorprendió a la edad de 68 años y lo había celebrado con su familia el 6 de enero, Día de los Reyes Magos. Su último proyecto fue “Ayudemos a la Isla” creando un comité que bautizó con el nombre de “Alma, corazón y vida pa’ Puerto Rico”. Adiós Reyito.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.