Home Ideas en el Quintero “No Toque al Chofer”

“No Toque al Chofer”

SHARE

¿Cómo sería el transporte de pasajeros sin los conductores de autobuses y trenes?

Realmente, quien conduce un vehículo de transporte público no solamente maneja la parte mecánica, sino que se relaciona con toda clase de caracteres humanos, en horas de agitación, prisa y crisis emocional.

Los problemas de los pasajeros, muchas veces son descargados contra  ese servidor público frente al timón, quien es culpado del retraso del viaje, de la larga fila, del exceso de usuarios, del problema mecánico, de la temperatura y hasta de la situación económica y política del país.

Muchos conductores han sido atacados de palabra y obra por desesperados pasajeros, en horas “pico” o de “tapón”. Tanto hombres como mujeres han sido irrespetados mientras cumplen su larga jornada.

Se han presentado casos en los cuales el pasajero escupe la cara del chofer profesional, le profieren  insultos humillantes llenos de vulgaridad y violencia,  los empujan y se enfrentan a ellos como en un campo de batalla.

Muchos conductores de Boston y otras ciudades de Massachusetts han sido remitidos a centros de salud luego de recibir heridas por parte de descontrolados usuarios.

Esa persona que transporta cientos de trabajadores y estudiantes merece un trato digno, por el solo hecho de ser un servidor, una persona, un ser humano con sus derechos inalienables.

La dignidad y el decoro deben primar en la relación entre conductores y pasajeros. El respeto por la persona, su cuerpo y sus valores debe estar en primera fila.

Un vehículo de servicio público debe ser un lugar de paz,  convivencia, respeto y armonía.

Miremos al conductor como un servidor preparado para atender a su comunidad. Su oficio es respetable. Su preparación le permite comprender los afanes y sentimientos de sus clientes. Es un ser humano como nosotros.

“Que tenga un buen día, señor conductor”

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here