SHARE

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración realizó ceremonias de naturalización en todo el país teniendo como figuras principales a miembros de la milicia, cónyuges de militares y veteranos que hicieron su Juramento de Lealtad para convertirse en ciudadanos. 8,000 inmigrantes en 120 ceremonias tomaron el juramento.

—===—

Marco Rubio, el joven senador republicano de Florida, uno de los autores del histórico proyecto de ley migratorio aprobado por el Senado, cambió de idea y ahora se opone a su propia moción. Rubio dice que “su” ley debe ser combinada con las diferentes propuestas que serán debatidas en la Cámara de Representantes, en lugar de que ésta la apruebe tal cual, como decía hasta hace poco. El destacado cubano-americano se aleja gradualmente de la reforma migratoria.

—===—

Los activistas todavía guardan esperanzas de que –en las pocas horas que faltan, se pongan de acuerdo los legisladores de los dos partidos para aprobar el proyecto que permita la legalización de más de 11 millones de trabajadores.

—===—

Los inmigrantes que residen en Chicago y otras ciudades de Illinois y que no poseen una visa vigente podrán solicitar una licencia de conducir estatal en diciembre, amparados en una nueva ley que ahorrará dinero a los automovilistas y aumentará la seguridad en las autopistas. 250.000 personas podrían solicitar licencia en los primeros dos años.

—===—

Cuando faltan pocas horas para terminar la legislatura, el presidente Barack Obama dijo que las empresas estadounidenses quieren la rápida aprobación de la reforma migratoria. Exhortó al Congreso a someterla a votación antes de finalizar el 2013. Los opositores republicanos dijeron que prefieren una estrategia gradual para reformar las leyes de inmigración, no el proyecto de Obama y los demócratas.

—===—

Palabras del vocero de la Cámara de Representantes, John Boehner: “Lo dejaré claro, no tenemos ninguna intención de discutir el proyecto de ley del Senado”.

—===—

Las autoridades liberaron a 61 personas, la mayoría inmigrantes centroamericanos y un estadounidense, secuestrados en un hotel y tres viviendas de Reynosa, México. Había dos niñas de 2 y 7 años, un niño de 8 años, y seis adolescentes.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.