SHARE

Pronuncian activistas de diferentes organizaciones pro-inmigrantes de Boston – 

Por Maximo Torres

4-comunidad reacciona decision obamaReacciones de una comunidad inmigrante indignada, decepcionada con el presidente Barack Obama por su decisión de retrasar hasta después de las elecciones legislativas de noviembre la puesta en marcha de medidas ejecutivas sobre la reforma migratoria. La ola de críticas contra el mandatario ha ido creciendo no sólo en Boston sino en todo el país y ya se anuncian movilizaciones de protesta para los días 23 y 27 próximos. “Estamos desilusionados con todas sus falsas promesas y no cabe duda que este es el peor presidente que hemos tenido, es una lástima y es triste decirlo, pero es la verdad”, dice Lucy Pineda, directora ejecutiva de Latinos Unidos de Massachusetts (LUMA).

Patricia Montes, directora ejecutiva de Centro Presente, una de las organizaciones pro-inmigrantes de Boston, escribió en las redes sociales: “la administración Obama continúa implementando una estrategia equivocada, solicitando millones de dólares para militarizar la frontera sur, construir centros de detención para menores y acelerar los procesos de deportación.  Más de dos millones de personas han sido deportadas, se detienen más de 33 mil personas diariamente y se deportan más de 1,200 a diario. La mayoría de ellas son personas de países Latinoamericanos y la mayoría no tienen antecedentes penales”.

Las críticas al presidente Obama por sus falsas promesas han ido subiendo de tono al extremo que hay activistas que están pidiendo a los latinos naturalizados norteamericanos “votar en blanco” en las próximas elecciones de noviembre para castigar a los demócratas. Es de prever que esto pase, especialmente entre la comunidad hispana que votó por Obama de manera mayoritaria en las elecciones para su segundo mandato cuando prometió que la reforma migratoria sería una de sus prioridades políticas.

“Es decepcionante, el presidente había prometido tomar una acción ejecutiva que saque de la sombra a millones de inmigrantes, pero volvió a engañar a la comunidad con sus falsas promesas”, enfatiza José Palma, organizador comunitario de Centro Presente, quien señala que con su decisión “nos hacer ver que más le importan los votos que detener las deportaciones”.

“Una vez más Obama nos ha traicionado”, enfatiza Gladys Peña, otra de las activistas de Boston de origen colombiano. “No cabe duda que el presidente decidió poner la política por delante de la vida de los inmigrantes”, anota.

El pasado mes de junio, ante el bloqueo por parte de los republicanos en el Congreso, que dominan la Cámara de Representantes, aseguró que al finalizar el verano tomaría medidas ejecutivas para tratar de solucionar la situación de los cerca de 11 millones de inmigrantes indocumentados que se calcula viven en el país.

Pero volvió  a engañar a la comunidad inmigrante al decidir postergar hasta “antes del final del año” el anuncio de las medidas con las que quiere reformar el sistema migratorio.

Los activistas creen que el debate por cambios a las leyes migratorias se hará en el 2016 poco antes de las elecciones presidenciales.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.