SHARE

Boston – Las autoridades de la Autoridad de Transporte de Massachusetts (MBTA) están en la mira por el comportamiento agresivo que demuestran los oficiales ante los usuarios del T.

Esto luego de que un reporte sugiriera que los instructores de empleados aprueban conductas agresivas en contra de los clientes, incidentes que la institución no sanciona.

Razón por la que algunos viajeros del sistema de transporte afirman que este comprotamiento va en contra de la integridad humana.

“Es una medida arbitraria que viola los derechos civiles. Eso es una alteracion del orden de parte de ellos que son los que tienen que dar el primer ejemplo de civilidad y respeto”, manifestó Valentín Vargas.

En marzo de 2014, un caso de una policía retumbó en la comunidad. Se trata de la oficial Jennifer Garvie, quien fue acusada de golpear a una pasajera.

Los documentos muestran que las autoridades del MBTA no tomaron medidas correctivas ante la acusada, quien ya contaba con un prontuiario de denuncias por agresión.

Hecho que generan dudas acerca del comportamiento que pueden tener los agentes ante diferentes situaciones.

“Yo no veo bien que maltraten a las personas. Solamente pudiera ser válido si ven a alguien haciendo algo indebido, y en ese caso deben llevárselo preso, pero nada nada, porque la justicia no tiene que servir para maltratar sino para poner el orden”, expresó Rosa Camilo.

De acuerdo con declaraciones del vocero de la institución, los instructores hacen énfasis a los oficiales en solo usar la fuerza cuando sea requerida. Específicamente en casos cuando se presente violencia o resistencia.