SHARE

Boston – El Ministerio Manos de Misericordia llevó a cabo durante el mes de mayo la tradicional “Recepción Anual”, en la ciudad de Boston. Durante el evento se contaron historias de 15 niños procedentes de distintos países quienes tuvieron que venir a la ciudad de Boston en busca de algún tratamiento médico.

En la recepción se compartieron testimonios y vivencias de niños y adolescentes de países como Colombia, República Dominicana, Ecuador, Venezuela, Honduras y Guatemala, entre otros, quienes necesitan de la ayuda y solidaridad de los residentes de la ciudad y de los consulados de sus respectivos países para poder suplir las necesidades como alimentos, ropa, transporte y alojamiento luego del proceso post operatorio o en la espera de la siguiente intervención quirúrgica durante su estadía en la ciudad.

“Muchos de ellos son sometidos a cinco o más operaciones. Recientemente tuvimos a una menor de Ecuador a quien se le amputó una pierna para salvar su vida. Cada niño es un caso

La fundadora de Manos de Misericordia, Martha Garzón junto al maestro de ceremonia Alex García y uno de los jóvenes quien contó su testimonio.

particular con el elemento común de la pobreza extrema en sus países, y afectados por quemaduras de gas propano o con cables eléctricos y descargas de alto voltaje”, dijo uno de los funcionarios de Manos de Misericordia.

Manos de Misericordia es una institución sin fines de lucro, dirigida por la cubana Martha Garzón, con el objetivo de ayudar a niños quemados provenientes de distintos países centro y latinoamericanos, sin recibir ningún tipo de remuneración por la labor que se realiza.

Algo más…

Manos de Misericordia realizará el 16 de septiembre su Cena de Gala en el Venezia Restaurant en Boston.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.