SHARE

Redacción

Boston – Con brochas, pinceles, pinturas, telas, mantas y mucha energía y creatividad cientos de voluntarios del Movimiento Cosecha pintan pancartas, carteles y otros para “Un Día sin Inmigrantes” el primero de mayo, Día Internacional del Trabajo, en lo que –según sus organizadores-será la mejor demostración de unidad y un claro mensaje al presidente Trump de que “sin nosotros y sin nuestro aporte este país se paraliza”.

Los organizadores han pedido a los inmigrantes indocumentados, residentes permanentes, ciudadanos estadounidenses y trabajadores inmigrantes legales que no vayan a trabajar ni abran sus negocios ni envíen a sus hijos a la escuela. Tampoco compren nada en los supermercados o tiendas ni vayan a los restaurantes.

“Me siento orgullosa de formar parte de este Movimiento y estoy lista para participar en este día histórico sin inmigrantes”, dice Sonia Terbullino, una inmigrante de origen peruano que ha tenido el valor de salir de la sombra para identificarse como “una mujer indocumentada, pero no incapacitada para luchar por sus derechos”.

En el “Día sin Inmigrantes” se han organizado marchas pacíficas en diferentes ciudades de Massachusetts y de todo el país. En Lawrence habrá una marcha, de 10 a 12 del mediodía con una concentración en el Campagnone Common, más conocido como el Parque de las Ardillas.

“Vamos a marchar por dignidad, respeto y protección permanente para todos los inmigrantes documentados e indocumentados en Estados Unidos, todos somos uno, sin manos no hay obra”, anota Terbullino.

En East Boston, Everett, Chelsea y Lynn diversas organizaciones pro-inmigrantes han organizado también marchas en protestas por las medidas anti-inmigrantes del nuevo presidente Trump. Antonio Amaya, director ejecutivo de La Comunidad que tiene sus oficinas en Everett, señala que cada día que pasa es mayor el entusiasmo de la gente para participar en esta gran movilización el primero de mayo.