SHARE
Padres indignados por el cierre de la escuela.

Salem, MA – El Comité Escolar de Salem aprobó el jueves el cierre de un plantel escolar donde estudian alrededor de 250 latinos, cifra que representa el 70 por ciento de la comunidad estudiantil de la escuela Bowditch.

Ante esta decisión, miembros de la comunidad aseguran sentirse indignados porque ahora los niños serán reubicados en distintos planteles, pequeños que cuando escuchaban a los miembros del comité, derramaban lágrimas por sus rostros.

“Nosotros consideramos que fue una falta de respeto, una falta de comunicación, y lo consideramos racista por parte de la alcaldesa y la superintendente”, dijo Yoleny Ynoa, un padre de una estudiante afectada y conocido activista comunitario.

Según los padres, la mayor indignación es que los dos latinos que están en el Comité, votaron a favor del cierre del plantel.

“Eso lo consideramos como una traición. Nuestra comunidad latina ha colocado a esas dos personas en ese Comité para que defiendan nuestros intereses”, agregó Ynoa exigiendo respuestas.

Hace un par de semanas la superintende del distrito escolar, Margarita Ruiz, le comentó a Univisio que el cierre de la escuela se debía al deterioro del plantel y el bajo nivel académico en los últimos cinco años.

Sin embargo, los padres aseveran que los niños no deben pagar las consecuencias de la mala administración de la institución.

El Comité Escolar decidió cerrar una escuela donde estudian cerca de 250 latinos.