SHARE

No fue justo, Perú merecía ganar, fue superior a Dinamarca, pero perdimos por la mínima diferencia dejando a toda una tribuna de hinchas peruanos en el Saransk con la ilusión perdida, frustrados, rabiosos. Por las redes sociales varios hinchas peruanos descargaron también su ira. “No se vale, 36 años perdidos”.

Pero no todo está perdido, la fe mueve montañas, Perú tendrá que recuperarse y salir airosos de los partidos que le faltan para buscar su pase a los octavos de final.

El Saransk tenía la cara del Perú, los peruanos pintaron con sus colores todo el estadio y en la previa del partido armaron su fiesta con música andina, estaban confiados, optimistas, pero se fueron desilucionados, pero esperanzados.

Perú fue mejor, sus jugadores tocaron y tocaron el balón, pero los daneses se cerraron y el penal que falló Christian Cueva los perturbó, pero no los hundió, siguieron buscando el arco y el ingreso de Paolo Guerrero les dio mayor confianza, atacaron sin lograr lo que tanto esperaba la barra peruana que había invadido el estadio. Perú no anotó y los gritos de gol se ahogaron.

Pese a la derrota la selección peruana mostró un excelente juego, dominó el partido y tuvo muchas oportunidades de gol. Pero las derrotas duelen y no perdonan. En Saransk los peruanos estaban frustrados. No ocultaban su enojo. como decía una aficionada peruanos por las redes sociales mostrando su frustración. “Qué colera, jugamos como nunca y perdimos como siempre”.

Con esta derrota de Perú, Dinamarca iguala en puntaje a Francia que derrotó 2-1 a Australia y marchan a la cabeza de su grupo.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.