SHARE

Comisionado del Massachusetts Gaming Commision asegura

Enrique Zúñiga que hizo su presentación en español e inglés en una conferencia informativa organizada por la División de Negociantes Latinos de la Cámara de Comercio de Chelsea despejó dudas y dijo que todavía “no hay nada seguro” en cuanto a la apertura de un casino en Suffolk Downs.

Textos de Máximo Torres ~

Enríque Zúniga

Comienza la movida. El 15 de enero marcó el inicio de un exhaustivo proceso de investigación para la apertura de tres casinos en el estado de Massachusetts, uno de los cuales estaría en Suffolk Downs localizado en East Boston y Revere.

Massachusetts Gaming Commision ya recibió el pago de 400,000 dólares por solicitante que, según dice uno de los cinco comisionados, es la “cuota de entrada” (no reembolsable) para empezar el proceso. En total hay diez solicitudes en juego y sólo se otorgarán tres licencias. La primera fase de investigación va a durar unos seis meses, entre enero y junio próximos, para luego pasar al proceso de votación.

Enrique Zúñiga, uno de los comisionados que hizo su presentación en español e inglés en una conferencia informativa organizada por la División de Negociantes Latinos de la Cámara de Comercio de Chelsea, fue muy claro y enfático al señalar que el proceso “va a ser equitativo, transparente y competitivo”.

Los residentes de East Boston y Revere van a tener la oportunidad de votar a favor o en contra del casino en unas elecciones especiales que se realizarían entre junio y octubre de este año en lo que es la segunda fase del proceso, pero por ahora las negociaciones entre los que “quieren abrir un casino y las comunidades ya deben estar llevándose a cabo”, señala Zúñiga.

Las barajas ya están sobre la mesa, hay diez solicitudes en juego y tres licencias que se otorgarán a los que resulten ganadores.

“No más de una licencia por región, hay tres regiones en el estado. La región A (que incluye el área de Boston)  puede ser la más grandiosa en cuanto al tipo de licencia, la región B (la parte del oeste del MA) es ahora la más competitiva en cuanto a los aplicantes de las licencias y la región C (el sur de MA) está en “Stand By”, anota Zúñiga.

La primera fase del proceso terminará el 28 de junio para darle paso a la segunda etapa que consiste en someter el proyecto técnico y demás detalles sobre la apertura del casino siempre y cuando las comunidades hayan emitido su voto de aprobación. Las licencias comenzarían a darse entre octubre y diciembre y la última licencia se daría en febrero del 2014.

“Lo que se buscará es la confianza del público porque el proceso va a ser transparente”, enfatiza Zúñiga.

Zúñiga, que se integró a la Comisión de Juegos de Massachusetts el 12 de marzo del 2012 es un profesional de vasta experiencia en el área financiera tanto en el sector público como privado. Como Comisionado va a asegurar que el dinero y los intereses de los impuestos estén bien representados. Es nativo de México.

Apoyándose con una presentación de “Power Point”, Zuñiga fue muy claro al señalar a una concurrida audiencia que se dio cita en el Wyndham Hotel de Chelsea, que para pasar a la segunda fase del proceso las comunidades deben haber emitido su voto de aprobación, explicando que la primera etapa del proceso consiste en evaluar la condición financiera de los solicitantes, ver sus antecedentes y su carácter moral. Los socios también van a ser investigados.

Las comunidades vecinas (como Chelsea, Winthrop y Everett) no participarán en una eventual votación, pero si tienen un rol importante debido a que los solicitantes tienen que considerar el impacto que tendría en esas ciudades la apertura de un casino.

“Eso tiene que ser tomado en cuenta”, anota.

“Para la segunda fase del proceso, los solicitantes deben someter estudios que contemplen los impactos que tienen proyectos de esta magnitud no sólo en las comunidades donde se van a desarrollar el casino sino en las comunidades vecinas”, detalla Zúñiga.

“También tienen que llegar a un acuerdo formal con esas comunidades locales que seguramente van a exigir ciertos beneficios económicos”.

Los representantes para negociar en representación de la comunidad son los dos alcaldes (Boston y Revere), miembros de concejales de ambas ciudades y los Representantes y Senadores estatales que representan a East Boston y Revere.

El Comisionado fue claro al señalar que los 400,000 dólares que ha pagado cada inversionista “no le garantiza la licencia, sólo que vamos a procesar su solicitud. Al final la comunidad es la que va a determinar si se le va o no otorgar la licencia de un casino”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here