SHARE

Boston – Decenas de puertorriqueños de Massachusetts tomaron la Corte Federal de Boston este lunes para exigir el cese de la deuda millonaria de Puerto Rico.

Mientras que dentro de los tribunales ubicados en Seaport, se llevaba a cabo una audiencia de la Junta de Supervisión Fiscal para discutir el futuro presupuestario de la isla, afuera los boricuas junto a políticos locales protestaban para pedir protección para el pueblo puertorriqueño, en vez de protección para las entidades bancarias.

“Estamos aquí porque no queremos que los recursos del pueblo de Puerto Rico terminen en un banco, pero nosotros reiteramos que la deuda no se puede pagar”, comentó Otoniel Figueroa, director de la División Comercial del Sindicato 32BJ.

De acuerdo con Figueroa, antes del huracán María, la isla enfrentaba una fuerte crisis gracias a los grupos liderados en Wall Street. Ahora, tras los daños ocasionados por la madre naturaleza, Puerto Rico está en peores condiciones para pagar la gran cifra de 70.000 millones de dólares.

“Puerto Rico primero tiene que alimentar a sus niños, cuidar a sus ancianos, construir escuelas, hospitales, y luego podemos hablar de otras cosas. Lo primero es la recuperación”, agregó Figueroa.

Entretanto, tras semanas de enfrentamiento, el gobierno de Ricardo Rosselló y la Junta de Supervisión Fiscal, entidad de control al ejecutivo aprobada por el Congreso en Washington en el año 2016,  alcanzaron un acuerdo para el próximo presupuesto y el plan fiscal que aleja un incierto enfrentamiento judicial.

El acuerdo deja sin efecto la eliminación de los bonos navideños, así como la reducción de días de vacaciones y enfermedad para los trabajadores de la isla.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.