SHARE

Por Diego Ettedgui Lacau

23-balon de oro2Antes que nada quiero apuntar que NO soy hincha del Real Madrid o el Barcelona. Con esto aclarado, lo primero que debo confesar es que, con todo el respeto que Leo Messi y sus fanáticos se merecen, me parece que el delantero argentino no merecía ser galardonado con este premio el año pasado.

No porque era la cuarta vez que recibía este honor de manera consecutiva, sino porque su compañero de club, Andrés Iniesta, tenía todos los méritos para obtener tan prestigioso galardón por no solo haber ganado los mismos campeonatos que Messi, sino que también consiguió la Eurocopa con la selección española.

Sin embargo, eso ya es cosa del pasado. Este año, los principales tres candidatos por el balón de oro son el portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo; el francés del Bayern Munich, Franck Ribery; y el argentino del Barça, Lionel Messi.

El balón de oro, el cual es entregado por la FIFA y premia al mejor futbolista del mundo anualmente, estará muy interesante y reñido este año, ya que hace un par de semanas uno de los principales representantes de la FIFA, el suizo Joe Blatter, cometió el grave error de señalar públicamente que prefería a Messi sobre Ronaldo. El inoportuno comentario de Blatter calentó los aires del futbol, siendo Ronaldo el primero en pronunciar su disgusto al respecto, advirtiendo su posible futura ausencia el día del galardón.

Lo cierto es que cada quien tiene su opinión acerca de tan importante premio, y voy a aprovechar la oportunidad para expresar la mía: el primer lugar se lo daría a Cristiano Ronaldo por demostrar partido tras partido lo vital que es para el equipo merengue y la selección portuguesa; a Franck Ribery le otorgaría el segundo puesto por haber sido una de las piezas más claves en el triplete de 2013 logrado por el Bayern Munich en la liga y copa alemana y la Champions League de Europa; y el tercer lugar sería para Leo Messi porque, a pesar de ser el jugador más talentoso del mundo, ha tenido una temporada interrumpida por lesiones y menos exitosa que otras (puede que el último no sea un punto muy valedero, sino que simplemente nos tenga mal acostumbrados con tantos logros).

Para terminar, es importante resaltar que mientras que Messi es puro talento, Ronaldo es trabajo, trabajo y más trabajo. Y Ribery, quien fue pensado ser el próximo Zidane, tiene sus buenas e irregulares campañas… La presente siendo una muy buena.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.