SHARE

Este fin de semana los Yankees de Nueva York están en Boston para completar una serie de 4 partidos contra los Medias Rojas. Durante estas cuatro noches seremos testigos de la rivalidad con más tradición en la pelota norteamericana: Yankees contra Red Sox.

Si usted no es aficionado al béisbol, imagínese que estos encuentros son como Real Madrid vs. Barcelona en fútbol ó como los Lakers vs. Boston en la NBA. Podemos decir que la enemistad va más allá de los equipos.

La tensión y hostilidad que existe entre Boston y Nueva York es real. Son dos ciudades que, históricamente, no se llevan. Siempre se comparan y se miden una contra la otra. Siempre ha existido esa “rivalidad” y donde más se manifesta es en el campo del béisbol.

Esta rivalidad entre estas dos ciudades se ha expandido a los otros deportes. En el football americano, está la rivalidad entre los Jets de NY y los Patriots de Nueva Inglaterra y en la NBA, entre los Knicks y Celtics. Pero ninguna de esas rivalidades se compara como la de los Yankees y los Red Sox.

Si nos remontamos a la época de las colonias inglesas en el territorio estadounidense, Boston fue una de las principales ciudades en donde se fraguó el movimiento independentista, mientras que Nueva York permanecía fiel a la monarquía inglesa (por lo menos en un principio).

En el béisbol, todo comenzó en los mismísimos orígenes de las Series Mundiales.

En 1903, Boston ganó el primer campeonato de la historia, y repetiría la hazaña en 1912, 1914, 1915, 1916 y 1918.

En 1919, se detonaría la rivalidad, cuando Boston vendió a los Yankees al histórico George Herman “Babe” Ruth.

A partir de allí, comenzaría la tan llamada “maldición del bambino” que duró 86 años, ya que en ese período de tiempo, las Medias Rojas nunca lograron otro campeonato, mientras que los “Mulos” de Manhattan conseguirían 27 Series Mundiales desde entonces.

Asimismo, a través de la historia, se han dado episodios que han aumentado el odio deportivo entre las novenas: La victoria de los del Bronx por el campeonato divisional en 1949; la pelea entre los receptores de ambas escuadras, Carlton Fisk (Boston) y Thurman Munson (Yankees), así como otro intercambio de puñetazos entre el ya nombrado Fisk y Lou Piniella en los 70’s.

En los 70’s: Varias veces en la década de los 70’s se fueron a los puños los jugadores.

Y como si todo esto fuera poco, el lanzador de Boston de los años ‘70s Bill Lee, en una ocasión, llego a publicamente comparar a los rivales con los nazis de Hitler.

Echándole más leña al fuego, varios jugadores bostonianos que después ficharon con los Yankees como Wade Boggs, Roger Clemens y Johnny Damon, se coronaron campeónes con Nueva York después de haberse marchado de Boston.

Rivales Eternos: La rivalidad deportiva más grande de este país es indiscutiblemte la que existe entre los Yankees de Nueva York y los Medias Rojas de Boston.

Cuando Damon regreso a Fenway Park para jugar con los Yankees, los fanáticos de Massachusetts le tiraron billetes de dólar en forma de protesta por haberse ido con la organización némesis.

En el 2003, vaciaron las bancas ambos equipos en una pelea recordadísimo, ya que la peor parte, se la llevó Don Zimmer, coach de 72 años de los Yankees en ese entonces, quien fue tumbado por Pedro Martínez.

Batalla Clásica: En el 2004, Alex Rodriguez de los Yankees y Jason Varitek de los Medias Rojas pelearon en una de las batallas más recordada.

Otra trifulca sucedió en 2004, cuando Alex Rodríguez recibió un pelotazo de parte del derecho Bronson Arroyo. El bateador de los “Bombarderos del Bronx” reclamaba al lanzador mientras caminaba hacia primera, a lo que Jason Varitek, catcher de Boston, defendia a Arroyo. Después de varios intercambios lleno de malas palabras entre el bateador y el receptor, los golpes no tardaron en llegar. El resultado fue otra batalla capturada por los lentes de las cámaras.

 

Con el paso de los años, la histórica rivalidad entre los Yankees y los Medias Rojas ha cobrado distintos matices.

El capítulo que está por comenzar lo protagonizan jugadores jóvenes que se han desarrollado en las fincas de sus respectivos clubes.

El éxito que han tenido Mookie Betts, Jackie Bradley Jr., Xander Boegarts y Andrew Benintendi les sirve de inspiración a los Yankees, equipo que luce estar en ascenso con Gary Sánchez, Aaron Judge, Miguel Andujar, Didi Gregorius y el resto de su núcleo joven.

La primera pelea del 2018: Durante la primera visita de los Yankees a Fenway Park este año, la rivalidad se intensificó con otra trifulca en el terreno.

Este fin de semana, cualquier cosa puede pasar entre estos dos rivales eternos y más ahora que ambos equipos se encuentran en una intensa batalla por la primera posición de la división.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.