SHARE

Por MAXIMO TORRES

Cada vez está más cerca el sueño hecho realidad para más de 11 millones de inmigrantes indocumentados. El proyecto de ley bipartidista del Grupo de los Ocho que les permitiría legalizarse si han entrado al país antes del 31 de diciembre del 2011 fue aprobado por el Senado de los Estados Unidos en una histórica votación.

La cristalización del sueño de millones de indocumentados parece estar ya a la vuelta de la esquina, aunque el proyecto no es del todo benigno porque los obligaría a esperar 10 años para solicitar residencia y tres años más para hacerse ciudadanos.

“Lo importante es que ya pasó, eso es lo que cuenta”, me decía Juan Buruca, un salvadoreño que vive en East Boston bajo el amparo del TPS. El rostro de muchas otras personas que viven indocumentados por años se llenaron de lagrimas al seguir por la televisión la votación del proyecto de ley que pasó con un amplio margen. Un total de 68 senadores votaron a favor y 32 en contra.

La aprobación del proyecto del Grupo de los 8 senadores demócratas y republicanos llega después de muchos años de lucha y de familias castigadas por inmigración con la deportación de padres, madres, hijos.

En Chelsea, East Boston, Lynn, Lawrence, Worcester, Framingham, entre otras ciudades donde se concentra la mayor cantidad de latinos, la alegría estalló cuando se escuchó decir “pasó la reforma migratoria”, hecho que ocurre por primera vez desde que se empezó a hablar en el año 2004. Muchas de las propuestas de ley para reformar el sistema de inmigración habían sido derrotadas por razones partidistas.

Ahora todo parece diferente para millones de inmigrantes indocumentados que ya sueñan en convertirse en residentes legales y ciudadanos.

El proyecto de ley ya había pasado antes una importante prueba cuando se creía que sus detractores podrían dilatar su aprobación. La abrumadora votación, según activistas locales, es una muestra de que el proyecto bipartidista es viable.

“Pero no todo es color de rosas”, según dice Edwin Argueta, uno de los activistas latinos que trabaja para “Trabajos con Justicia”, una organización que defiende los derechos de los inmigrantes.

Ahora el proyecto pasa a la Cámara de Representantes para su debate, pero su destino es incierto debido a que muchos de los legisladores conservadores han expresado su oposición a cualquier tipo de legalización.

El líder de la Cámara, el republicano John A. Boehner de Ohio, es uno de los más duros críticos y ha dicho que “no va a debatir ni votar por cualquier cosa que pase el Senado. Nosotros vamos a elaborar nuestra propia propuesta”.

Sin embargo, el legislador republicano cubano-americano Mario Diaz Balart tiene en la Cámara de Representantes otra visión y ha expresado su optimismo por la aprobación del proyecto de ley en el Senado.

“Necesitamos encontrar una verdadera y permanente solución al sistema de inmigración que no funciona. Esa solución debe asegurar la frontera, reforzar nuestra economía, hacer respetar la ley, modernizar nuestro sistema de visas y resolver el asunto de los millones de inmigrantes indocumentados que viven en las sombras. Por eso continuaré trabajando con mis colegas de la Cámara en la búsqueda de nuestro propio enfoque al problema, con buena fe y de forma bipartidista”. 

Díaz Balart tiene la obligación de empujar en la Cámara la aprobación de una reforma migratoria justa y humana. Por ahora el proyecto de ley otorgaría estatus de inmigrante provisional registrado (RPI, por siglas en inglés) a los inmigrantes indocumentados que entraron ilegalmente a través de la frontera con México o llegaron con visa y se quedaron mas allá del tiempo autorizado.

Este proyecto sancionado en el Senado no satisface a todos por la militarización aún más de la frontera y por la construcción de más muros, pero es un gran avance. Me lo decía Buruca. “Se ha dado un gran paso, ahora quedan escollos en el camino que se tendrán que superar”. 

La reforma migratoria parece ya una realidad o por lo menos un sueño que se va haciendo realidad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here