SHARE

Desesperación, angustia hay en un grupo de trabajadores salvadoreños que por años trabajan con el TPS manejando vehículos pesados. “En el Registro de Motores no me quisieron renovar la licencia de conducir comercial y ahora estoy sin trabajo, sin poder llevar el sustento a mi hogar”, dice Daniel, uno de los afectados por la decisión del gobierno de poner fin al Estatus de Protección Temporal que beneficia a inmigrantes centroamericanos.

El grupo de trabajadores se presentó en la Casa del estado para buscar ayuda entre los Representantes estatales. “Estamos desesperados y lo que queremos es que nos ayuden. Nosotros no estamos haciendo nada malo, por el contrario estamos ayudando al estado para que funcione bien”, apunta uno de los choferes de camiones.

El Representante estatal Adrián Madaro conversó con el grupo de trabajadores salvadoreños y les ofreció ayudarlos.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.