SHARE
Foto referencial.

Boston – ¡Preocupante! Continuos retrasos en el sistema de transporte público de Massachusetts obligan a usuarios a esperar al aire libre bajo temperaturas congelantes.

En los dos últimos días, los servicios del MBTA han presentado demoras, situaciones que afecta a los que dependen del transporte para llegar a sus destinos.

“Sufrí mucho de frío esperando el bus, no tanto yo si no los niños”, le confesó a Univision, Kersis Cabrera. “Esto me afecta mucho porque los niños pasan frío y se me enferman”.

El miércoles la línea roja presentó fallas eléctricas que resultaron en varias horas de demora. Este jueves en la mañana, no solo un tren rojo volvió a fallar, sino la línea morada y varias rutas de buses.

“Estuve casi una hora esperando el bus, pero había mucho frío, esto es inaceptable”, aseveró una usuaria que quiso mantenerse en anonimato.

A través de un comunicado, las autoridades del MBTA manifestaron que las inclemencias del clima se escapan de sus manos, pero que están tomando medidas para evitar los incovenientes.

“Todas las líneas de tránsito implementarán nuestros procedimientos preestablecidos de frío extremo durante la noche, lo que incluirá el almacenamiento de tantos trenes como sea posible dentro de túneles”, relataba el comunicado.

En estos dos últimos días las temperaturas han estado completamente gélidas, y con sensaciones térmicas a 10 grados Fahrenheit bajo cero.