SHARE

La versión en chino de “Despacito“, una colaboración entre el cantante de Singapur afincado en Taiwán JJ Lin y Luis Fonsi, está arrasando en las redes sociales de Oriente, entre ellas la cuenta de YouTube del puertorriqueño, pese a que se trata de una interpretación más conservadora y menos sensual que la original en español.

En menos de una semana, el video colgado por Fonsi en VEVO ha recibido casi tres millones de visitas, y la canción ha sido difundida en numerosos lugares de internet, recibiendo también cientos de miles de visitas desde su estreno el pasado 25 de enero.

 

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.