SHARE

La versión en chino de “Despacito“, una colaboración entre el cantante de Singapur afincado en Taiwán JJ Lin y Luis Fonsi, está arrasando en las redes sociales de Oriente, entre ellas la cuenta de YouTube del puertorriqueño, pese a que se trata de una interpretación más conservadora y menos sensual que la original en español.

En menos de una semana, el video colgado por Fonsi en VEVO ha recibido casi tres millones de visitas, y la canción ha sido difundida en numerosos lugares de internet, recibiendo también cientos de miles de visitas desde su estreno el pasado 25 de enero.