SHARE

Familias latinas lloran a sus muertos. “Nadie se esperaba algo tan terrible, nunca había visto una cosa así en mi vida”, dicen testigos.

El 153 de Intervale Street, en Roxbury, fue escenario de un triple asesinato cuando se celebraba una fiesta de graduación. Las víctimas fueron identificadas como Brian Tirado de 23 años, Ana Cruz de 22 y Félix García también de 22 años, todos ellos residentes de Dorchester.

La policía busca a un hombre hispano que manejaba un auto Mercury color marrón como el principal sospechoso del triple asesinato.

Aparentemente la fiesta se salió fuera de control, muchas de las personas empezaron a lanzar botellas y a empujarse unos a otros cuando se escucharon los disparos que impactaron en los tres jóvenes latinos, según testigos.  Con estos tres nuevos crímenes se eleva el número de muertos producto de la violencia en Boston. En lo que va del año ya se habían registrado 26 asesinatos en comparación con 23 del año pasado.

La anfitriona de la fiesta señaló que la reunión comenzó con unos 10 a 15 amigos cercanos y familiares, pero muchas personas que viven por los alrededores escucharon la música y llegaron al apartamento. “Tratamos de cerrar la puerta, pero ya fue demasiado tarde. Yo estaba asustada”, anotó. Sus tres hijos que dormían a esa hora despertaron con el ruido. “Yo estaba en shock, nunca había visto algo tan terrible en mi vida”.

Si usted sabe de alguna información no dude en llamar a la policía.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here