SHARE

Juez estuvo siete años sin hablar

Clarence Thomas, uno de los ocho jueces que integran la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, decidió hablar públicamente por primera vez desde el  2006. El problema es que nadie entendió lo que el magistrado dijo. Algunos piensan que fue una broma. Se especula que la frase hace referencia a la Universidad de Yale, su alma mater, donde se graduó en 1974. Nadie  ha podido descubrir  el verdadero significado de las cuatro palabras que pronunció el magistrado: “bueno, no es así”. Los asistentes estallaron en carcajadas. Escribió el libro “My Grantfathers´son  (El Hijo de mi  Abuelo) Como crítica a su universidad. Una vez arrancó el precio de 15 centavos de una cajetilla de cigarrillos baratos y lo estampó en su diploma de grados como abogado. Clarence Thomas es el segundo juez afroamericano que ha sido nominado a la Corte Suprema. En la escuela nunca preguntaba, le daba vergüenza su acento regional de Georgia. Lo discriminaban por su color, no por su talento.

 

Empleada se robó un tren

Increíblemente, una trabajadora de limpieza, cuando terminó su labor, dejando los vagones bien limpios, decidió darse  un paseo por Estocolmo. Por su poca experiencia, ya que no posee licencia para conducir una locomotora, la joven aceleró tanto que chocó  el vehículo contra un edificio de apartamentos. Los asustados residentes salieron a auxiliar a los pasajeros, pero solamente encontraron  a la empleada de limpieza, con heridas graves. Fue llevada al hospital…y luego detenida por la Policía.

 

El Día Sin Calzones…

Más de 50 ciudades en el mundo, incluyendo  Boston y Nueva York realizaron su evento sin pantalones, vistiendo únicamente pantalonetas deportivas, trajes de baño y bikinis. Algunas creyeron que “sin calzones” significaba ausencia de ropa interior, pero los organizadores exigieron  mantener el pudor y desfilar decentemente  por los vagones del tren y sus estaciones. Fue el sexto evento anual.